Adriana Alatorre
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 16-May .- Los altos niveles de contaminación que se han presentado en el Valle de México han provocado el incremento en consultas médicas por problemas de asma y conjuntivitis.
Así lo aseguró Julio Sánchez y Tépoz, titular de la Comisión Nacional para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).
En entrevista, explicó que estos resultados derivan de las mediciones registradas en áreas de urgencias y hospitalización de 16 nosocomios de la zona, elegidos por su densidad poblacional.
A raíz de las contingencias ambientales, comentó, el Secretario de Salud, José Narro, los instruyó a medir el impacto a la salud a través de las 16 unidades centinela que coordinan junto con la Comisión Ambiental de la Megalópolis (Came).
En particular, añadió, se ha monitoreado el comportamiento de casos de asma, conjuntivitis, otitis e infecciones respiratorias agudas.
El comisionado dijo que las normas de calidad del aire siguen los valores internacionales para proteger el bienestar de la población y destacó que la decisión de disminuir la fase de contingencia de 180 a 150 puntos fue una recomendación de la Secretaría de Salud.
“El tema de la contaminación no está sólo en las gasolinas, eso es un mito; todos y cada uno de los contaminantes se generan por fuentes fijas y móviles, están automóviles y fábricas. Trabajar en cómo prevenir que nos lleven a la mala calidad del aire, ahí está el problema”, planteó.
Instó a esperar la nueva norma emergente que prepara el Gobierno federal.
“Se harán más estrictas las verificaciones al parque vehicular”, aseguró.