Baja el precio de la carne a mayor oferta del producto por el sacrificio de ganado lechero improductivo, advirtió el presidente de la Unión Ganadera Regional de Aguascalientes, José de Jesús Guzmán de Alba.
Afirmó que sí se percibe una disminución del precio en la carne de res por mayor sacrificio de vacas lecheras en los rastros con la finalidad de subsistir, con un precio en cerca de 90 pesos para este tipo de carne, cuando el precio del mismo kilogramo pero de reses de engorda se ubica en 120 pesos.
Señaló que este tipo de carne de desecho no es una competencia directa para los engordadores de reses porque se trabajan en la producción de cortes que implican un diferente segmento de mercado.
Estimó que el incremento de sacrificio de vacas lecheras para la venta de su carne como una forma de que los productores lecheros logren estabilizar sus finanzas, frente a la difícil situación que enfrentan para vender su producción, apenas representaría el 15% de los sacrificios diarios en un rastro.
Detalló que este tipo de carne tiende a utilizarse para su procesamiento industrial con diferentes fines alimenticios, o llega a utilizarse por taqueros, ya que su uso no implica una presentación de calidad, como sí se requiere en el caso del ganado de engorda para la obtención de cortes especializados.
Enfatizó que el sacrificio de ganado improductivo es un factor medible y tolerable por los engordadores, en medida que siempre hay un proceso continuo de eliminación de ganado lechero improductivo a partir de la obtención de menos de 25 litros de leche en el ejemplar.
Indicó que aún cuando se tenga un incremento extraordinario de animales enviados al rastro, se estima que cerca de 100,000 reses de desecho son sacrificadas cada año.