Dulce Soto  
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Una mujer sin un ojo se volvió famosa en Facebook. Un día descubrió que usuarios de esa red hicieron un “meme” con su foto para burlarse de ella.
Lloró al leer los comentarios ofensivos que hacían sobre su imagen, pero después armó una campaña para defenderse a sí misma y a otros que también tienen una discapacidad.
“Si me ves fea es el reflejo de tu interior”, es la leyenda de una de las imágenes que creó y que ganó más likes que el meme que la insultaba.
Otra mujer con discapacidad intelectual narra que la gente la llama estúpida, “pero yo sé que no soy tonta. Sé leer, sólo voy más lento”.
Ambos casos se exhiben en la obra de teatro EnCara de Mujer, un montaje que muestra cómo personas lidian con tres factores de discriminación: ser mujer, pobre y con discapacidad.
Maru Dueñas, escritora, directora y actriz de la obra, explica en entrevista que se trata de casos reales, mezclados con ficción e investigaciones que tuvo que llevar a cabo para comprender la situación de las personas con discapacidad.
Señala que fue un reto representar a quienes tienen esa condición de vida porque son casos dolorosos.
“Espero no haberle faltado el respeto a nadie, porque el objetivo es el contrario, crear conciencia. Al final el mensaje que yo quiero mandar es que todos padecemos las mismas cosas en el alma, independientemente de si nos falta un brazo, una pierna o si tenemos discapacidad”, apunta.
La obra es producida por Documenta, una asociación civil que promueve el respeto a los derechos humanos, el acceso a la justicia y forma parte de la Red de Atención Ciudadana en Materia de No Discriminación y para el Ejercicio de los Derechos humanos (REDAC).
A través de esa red, y en el marco de la campaña EnCara el Racismo, la obra ganó una convocatoria para recibir recursos del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (Copred).
Al respecto, Jaqueline L’Hoist Tapia, presidenta del organismo, dijo en la función de estreno que tocar esos temas desde la cultura permite sensibilizar a un público más amplio.
Subrayó que es importante crear conciencia sobre la no discriminación a personas con discapacidad porque son el tercer grupo que más denuncias presenta ante el Copred por ese motivo.
Para ser incluyente, el montaje es traducido en vivo a lenguaje de señas y las acotaciones se leen en voz alta.