José Refugio Muñoz López, Jefe de Gabinete del municipio de Jesús María, fijó la postura del Ayuntamiento en torno a la controversia constitucional que promovió ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) contra las modificaciones realizadas a la Ley en materia de agua.

Muñoz López lamentó que no se diferenciara entre el servicio que brinda la empresa concesionaria de la capital y el que ofrecen los organismos municipales, ya que ambas se encuentran en situaciones distintas, por lo que no debió aplicarse de manera general las disposiciones contenidas en dicha Ley, destacando que en el caso de Jesús María, se cobra la tercera parte de lo que hace la empresa privada.

Así mismo, informó que derivado de dichos cambios legales, el organismo operador del agua ha registrado considerables pérdidas, lo que impide que se realice inversión para modernizar las redes hidráulicas.

“A raíz de las modificaciones que se hicieron a la ley, se afectaron directamente las finanzas de CAPAS, lo que se traduce en que no pueda realizarse la inversión que quisiéramos en materia de mantenimiento y renovación de las propias redes para ofrecer un mejor servicio”.

Finalmente, el funcionario municipal aclaró que el recurso interpuesto por el Ayuntamiento de Jesús María no tiene relación con las acciones legales emprendidas por la empresa concesionaria del agua potable en el municipio de Aguascalientes.

“Son temas distintos; nosotros fuimos directamente a la Suprema Corte de Justicia de la Nación para promover este recurso de inconsitucionalidad por los temas que ya he comentado, de manera que nada tiene que ver nuestro actuar con las acciones que está realizando CAASA, como se ha mencionado”.