Al ordenar a la Secretaría de Obras Públicas derrumbar cinco módulos de seguridad pública, nido de delincuentes y de contaminación, el alcalde Juan Antonio Martín del Campo precisó que los puntos rojos que requieren una dignificación urgente en sus espacios públicos se localizan en las colonias de la zona oriente, la Palomino Dena, Pericos, Morelos e Insurgentes, a fin de generar tranquilidad y un entorno social seguro.

Aseveró que los módulos que dejaron de funcionar hace tiempo y son un foco de delincuencia se ubican en el fraccionamiento Parras, dos en el Morelos, uno en el ex Ejido Ojocaliente y otro en la parte poniente en San Ignacio. Esta infraestructura se elimina para que “no sigamos diciendo a la delincuencia: ven, aquí drógate, aquí haz tus fechorías y que al cabo no pasa absolutamente nada”.

El primer edil señaló que si Aguascalientes dignifica su infraestructura pública se podrán reducir gradualmente los índices de delincuencia, sin embargo, aclaró que se requiere un trabajo en conjunto; “no podemos dejarle todo el paquete a la Secretaría de Seguridad Pública, se necesita la colaboración de Obras Públicas, DIF, Desarrollo Social, las diferentes dependencias, el IMMA y el IMAC”.

Añadió que el rescate de los espacios públicos para propiciar una mejor seguridad es sólo un factor del problema, depende también de los padres de familia, de los jóvenes, de la escuela, de la educación, es multifactorial para conseguir que disminuyan los índices.

“Si se quiere dejar todo en el ámbito de la Secretaría de Seguridad Pública, creo que no va a tener éxito, aunque haya muy buena coordinación policiaca en un Mando Único”, apuntó el munícipe Juan Antonio Martín del Campo.

Sin embargo, mencionó que la estrategia de dignificar los espacios públicos es un acierto, y esto se puede observar en otros países como Colombia en donde afortunadamente empezaron a rescatar los espacios públicos y tuvieron un buen éxito, por eso en este último año, esta administración le apuesta precisamente a esa estrategia.

Respecto a los módulos de seguridad pública, el jefe de la Comuna comentó que algunos funcionan en forma cultural y otros no, la autoridad comprendió que no es conveniente tener un elemento o una patrulla ahí parada en lugar de que estén dando los rondines.

La vida útil de cuando menos cinco módulos ya concluyó, motivo por el cual deben ser tumbados, ahí no existen ni puertas ni nada, es el puro cascarón, pero sí hay delincuencia, se drogan, es un lugar muy sucio y muy contaminado incluso lo han pedido los mismos habitantes de los fraccionamientos Parras, Morelos, ex Ejido Ojocaliente y en San Ignacio, cuyos espacios se transformaran a favor de la convivencia social.

Finalmente, el presidente municipal de Aguascalientes subrayó que es de vital importancia que las familias cuenten con áreas adecuadas para su sana recreación, ya que esto representa una opción más para ocupar su tiempo libre y así mantener a jóvenes y niños, alejados de cualquier adicción.