Carlos Gutiérrez Gutiérrez

Los empresarios exigen a los recién egresados de las universidades experiencia laboral, pero no dan oportunidad a obtenerla ya que exigen cuando menos dos años de práctica, denunció Karla Deyanira Medina Guardado, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad Autónoma de Aguascalientes.
Al término de la firma de un convenio entre la FEUAA y la asociación civil Unidad de Vinculación y Transferencia de Conocimiento (UVTC), Medina Guardado indicó que es una paradoja que afecta seriamente a los recién egresados de las diversas carreras universitarias, no sólo a los de la UAA sino a las diversas instituciones de educación superior, en cuanto a que les exigen un mínimo de experiencia, pero si no la tienen, no son contratados.
“Con un criterio así, cómo o cuando se va a adquirir la experiencia que exigen si las propias empresas no abren espacios para profesionistas que recién acaban de terminar sus estudios.
En ese sentido, hizo un llamado a los empresarios locales para que flexibilicen en la medida de sus posibilidades el tema de la experiencia para poder encajar en un modelo de escuela-empresa más acorde a la realidad que viven miles de egresados universitarios.
Por otro lado, la representante de los estudiantes de la UAA lamentó, además, que los salarios que se les pagan actualmente a los profesionistas “son de los más bajos del país”.
El inicio de la vida como nuevos profesionistas es muy complicado porque no en todos lados les abren las puertas y en general, los salarios son muy bajos, sin distingo de profesión o disciplina.
“Actualmente los salarios de los jóvenes profesionistas fluctúan entre 7 y 10 mil pesos; este ingreso para profesionistas solteros, puede ser un ingreso no tan malo, pero si deciden formar familia, en realidad los ingresos se vuelven bastante limitados, dado el encarecimiento de la vida”.
El tema salarial para los profesionistas es muy complicado, dado que para aumentar el ingreso de los recién egresados, las empresas ponen la limitante de la productividad. La productividad suele ser un argumento que frena en seco cualquier aspiración a ganar más salario, dijo la dirigente estudiantil.
Finalmente, expresó su confianza en el sentido de que encontrará eco entre las empresas y los empresarios de Aguascalientes para una flexibilización del mercado laboral para los profesionistas, así como en el tema salarial.
“Confiamos que en la intención del fortalecimiento del mercado interno, las empresas paguen mejores salarios a sus empleados para que éstos a su vez tengan recursos para comprar”, destacó la líder estudiantil de la UAA.