Quejas por el tiempo que tardan en otorgarles una cita con especialistas, déficit de medicamento y cancelación de último momento de cirugías ya programadas, son de las más recurrentes que se presentan en la Comisión Estatal de Arbitraje Médico; José Antonio Medina Rodríguez, titular de la instancia, apuntó que se han atendido en lo que va del año 275 asuntos.

“Implican distintas formas de abordarlos, la mayor parte se resuelve por medio de la orientación o de gestiones inmediatas; esto generalmente sucede cuando a las personas no se les proporcionan los medicamentos, las citas con los especialistas son muy prolongadas, o que se les suspenden cirugías cuando ya estaban listas para proceder; es cuando acuden con nosotros, entablamos relación con las autoridades y afortunadamente entre 24 y 48 horas logramos una respuesta positiva en la mayoría de los casos”, apuntó.

Dijo que también se dan casos de pacientes en los que se puede suponer una negligencia por parte del galeno, o mala práctica médica; de este tipo, dijo que se han atendido cerca de 10 asuntos que se han presentado como quejas fundamentadas.

“Las que van en estos meses han sido de las áreas de gastroenterología, ginecobstetricia, y ortopedia y traumatología; la mayor parte provienen del Instituto Mexicano del Seguro Social, luego ISSSTE e ISSEA, aunque dentro de esas 10 tenemos dos que pertenecen al sector privado”, detalló.

Indicó que de acuerdo al historial con que cuenta la Coesamed, el número de quejas interpuestas por pacientes en contra de las instituciones de salud podría resultar similar al del año pasado, ya que en total en 2015 se tuvieron 45 quejas reales y se atendieron más de 700 asuntos.

“Tenemos que tomar en cuenta que el año pasado se rompió récord de casos, fueron más de 700; de las quejas se hace en análisis para determinar cuáles son procedentes y cuáles no.

Las quejas llevan un proceso que puede tardar cuatro o cinco meses porque requieren la petición de los expedientes a las instituciones y éstas tienen 50 días hábiles para proporcionarlos, y es de donde nos basamos para tener una objetividad clara del problema”, indicó.

Medina Rodríguez apuntó que de los 10 asuntos fundamentados se han conciliado tres, en las que se llegó a un acuerdo y en su caso transacción de un recurso para resarcir el daño; además hay dos no conciliadas, en las que en las audiencias en que se cita a las dos partes, no han llegado a un acuerdo, por lo que se da la opción de hacerlo por arbitraje o dejar sus derechos para proceder por la vía civil o penal.