Diego Riolfo viene a dar su mejor futbol a Necaxa

A una semana de que se ponga en marcha el Torneo Clausura 2016 del Futbol Mexicano, Rayos del Necaxa se ha armado con elementos de primer nivel y con la llegada de algunos de sus refuerzos importados dicen estar listos para recibir a Cruz Azul el próximo sábado 16 de julio en el Estadio Victoria.

DIEGO RIOLFO

Procedente de Uruguay, ya entrena al parejo de sus compañeros el jugador importado Diego Riolfo, extremo que seguramente ocupará la titularidad en el equipo si es que le llena el ojo al profesor Alfonso Sosa.

Chaparrito, pero se ve que tiene velocidad envidiable y bullicioso a la hora de enfrentar a los rivales, además de mandar centros a sus compañeros para que rematen a gol, también se da tiempo para colaborar con ellos si se puede.

Con Diego, fue la primera plática que se tuvo la mañana de ayer luego del entrenamiento que hubo en las canchas de la Casa Club del Necaxa, instalaciones bastante cómodas de acuerdo a comentarios de Diego.

Diego se siente contento con el Club y sus instalaciones, con la ciudad ahí va poco a poco porque el cambio fue rápido y no ha sido fácil aunque confía en que con el paso de los días se irá sintiendo mucho mejor y claro que rendirá más.

Del porqué venir al futbol mexicano, dijo que siempre le ha dado seguimiento porque es importante y competitivo, además de que compatriotas le hablaron bien de éste su nuevo club.

Reconoce que todavía no está al cien por ciento, apenas cuenta con una semana de estar trabando en el grupo pero confía en que irá mejorando poco a poco y que aportará lo mejor para que Necaxa se mantenga en la Primera División.

De sus cualidades, comenta que es jugador de actitud, le gusta encarar, apoyar a que sus compañeros anoten goles y si se le presenta la oportunidad de hacerlo, claro que también es uno de sus atributos.

No se siente seguro en el equipo, la decisión de quien va a un partido es del entrenador, yo estaré siempre listo para cuando sea requerido. Ya alineó ante Atlas en el partido amistoso y se sintió bastante bien.