CIUDAD DE MÉXICO.- Darío Verón, capitán de los Pumas, no se siente en desventaja ante Cruz Azul por la diferencia que hay entre ambos planteles.

 “Estamos en Pumas, es un club grande que siempre tiene que ganar, que siempre tiene que clasificar, que siempre tiene que salir campeón y creo que la obligación nuestra es la de entrar a ganar, a veces no sale pero siempre vamos a dejar todo en la cancha y estamos trabajando para llegar bien”, comentó en rueda de prensa.

 “Cruz Azul cada temporada se prepara bien y siempre trae refuerzos de calidad, pero acá pensamos en nosotros así que tenemos que ocuparnos de hacer nuestro trabajo muy bien para hacer un partido perfecto, no va a ser fácil porque a ellos siempre se les da la cancha de nosotros pero necesitamos esos puntos.

 “Vamos a dejar todo en la cancha, y después el resultado ya viene solo, todavía hay cosas que debemos corregir, en los recorridos y ser más rápidos para atacar”.

 Luego de retomar los entrenamientos, el zaguero señaló que se siente contento de contar con la confianza de sus compañeros, que le pidieron volver a tomar la cinta de capitán.

 Verón mencionó que el año pasado, a manera de darle apoyo a la gente de cantera como Luis Fuentes, le cedió la distinción de la capitanía.

 “Es una manera de hacerlos sentir que pueden llegar a tener esta oportunidad, pero si hoy me piden que regrese, yo lo hago con todo gusto y cariño, quiero mucho a esta institución”, abundó.

 El experimentado zaguero comentó que saben bien que van a enfrentar a un Cruz Azul renovado, con figuras de mucha calidad, pero se han tomado el tiempo para analizarnos y hacer pesar nuevamente el Estadio Olímpico Universitario.