Augusto Atempa
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 23-May .- La libertad de Erick Javier Najar Montaño, el hombre con discapacidad intelectual acusado por Soriana de robar dos manzanas y un refresco por valor de 21 pesos, está en suspenso.
Mientras en la empresa aseguraron ayer que el desistimiento de los cargos ya fue tramitado, en el Juzgado 31 Penal tuvo lugar otra audiencia con testigos de ambas partes.
Najar Montaño fue detenido en una tienda de Coyoacán el 20 de abril pasado pues, de acuerdo con su defensa, colocó las frutas en una mochila mientras tomaba un refresco y se dirigía al área de cajas.
De acuerdo con lo manifestado en la averiguación previa FCY/COY-2/T2/00398/16-04 el hombre fue interceptado antes de llegar a las cajas por un guardia que lo acusó de robar.
Ayer, a la audiencia en el juzgado se presentaron dos testigos nuevos, dos maestras que habían tratado con Najar Montaño, un elemento de seguridad privada de la tienda y un policía de la Secretaría de Seguridad Pública.
Aunque faltó Marcelo Lara, el guardia de seguridad privada que sometió al acusado dentro de la tienda.
Dos testigos coincidieron en que los elementos de seguridad privada sometieron con lujo de violencia a Najar Montaño, a quien golpearon mientras se encontraba en el piso.
Incluso, Najar Montaño gritó en varias ocasiones que lo dejaran llegar a cajas para pagar.
En una carta enviada el fin de semana a Grupo REFORMA, la empresa Soriana afirmó que desistiría de la denuncia.
“Tomando en consideración el estado de discapacidad que manifiesta tener (mismo que no es evidente y que fue declarado posteriormente), así como en atención a su solicitud y de sus familiares, hemos decidido desistir a la denuncia”, señaló.
Ayer, representantes de la empresa informaron que el desistimiento fue ingresado a la Oficialía de Partes, aunque no se ha oficializado.