Di todo en casa: “Checo”

CIUDAD DE MÉXICO.- En las canchas no todos los partidos se pueden ganar y para las pistas aplica igual.
Checo ayer vivió esa situación en el GP de México, donde no logró un resultado deseado, pero mantuvo su buen paso en lo que es la mejor temporada de su carrera en Fórmula Uno.
“Seguimos séptimos. Llevamos ocho carreras (consecutivas) en los puntos y espero terminar con 10 carreras consecutivas en los puntos y aunque hoy (ayer) no fue un gran resultado, me quedo con la gran temporada que llevo, los grandes resultados que he tenido este año y creo que al final no tuve el mejor GP en casa que hubiera querido, pero lo di todo de mí”, manifestó Pérez.
El piloto, quien ya había vivido el año pasado la emoción de correr en casa, volvió a vibrar con los más de 300 mil asistentes durante todo el fin de semana.
“Toda la gente es increíble. Todo el apoyo. Yo los veía cada que pasaba cómo apoyaban. Para mí ha sido un fin de semana súper especial, muy frustrante de mi parte porque me hubiera encantado darles más, especialmente cuando tenía un auto para hacer mejores cosas, al final lo di todo.
“Me quedo con lo positivo, que es la respuesta de la gente, la gran temporada que llevo y que quedan dos carreras por cerrar el gran año”, añadió.

Pagó su error

El error en la calificación terminó perjudicando a Sergio Pérez, quien se quedó con las ganas de brindar un mejor resultado a los fans en el Hermanos Rodríguez.
El piloto de Force India terminó décimo en el GP de México, permitiéndole extender a ocho, su racha de carreras dentro de los puntos, pero su falla en la calificación lo hizo arrancar detrás de los Williams.
“Ayer cometí un error y eso comprometió mucho la estrategia, y la carrera también, pero lo di todo y es con lo que me quedo”, mencionó Pérez tras la carrera.
Partió 12, recuperó en la arrancada para colocarse en el top 10, pero ahí comenzó el suplicio, atorándose detrás del Williams de Valtteri Bottas.
El mexicano esperaba que lo llamaran antes que al finlandés para hacer el “undercut” ante la dificultad que existía para pasar al escandinavo.
Finalmente, Bottas entró a fosos en el giro 19, Checo lo hizo un giro más tarde; sin embargo, la estrategia falló, pues no se percataron de que Felipe Massa había pasado a Felipe Nasr, y cuando Checo salió de los fosos se encontró detrás de ambos autos de Frank Williams.