Alfonso Juárez
Agencia Reforma

ACAPULCO, Guerrero 20-Jul .- El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, reconoció que elementos de la Gendarmería fueron retirados de Guerrero para apoyar a otras entidades, pero “una cantidad importante” de uniformados será regresada a la entidad para reforzar la seguridad.
En conferencia de prensa, tras una reunión de seguridad en Acapulco, el funcionario federal no precisó, sin embargo, ni el número ni la fecha en que volverían los agentes para el combate de la delincuencia organizada.
“A petición del Gobernador (Héctor Astudillo), sí tuvimos que apoyar otras entidades con mujeres y hombres de la Policía Federal de la Gendarmería, se ha hecho el compromiso que inmediatamente regresará una cantidad importante para proteger y apoyar las labores de seguridad en varios municipios”, dijo Osorio Chong.
A principios de mes, al menos 2 mil federales fueron retirados de Guerrero y enviados a Oaxaca y Michoacán debido a las protestas y bloqueos de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en esas entidades.
Días después, Astudillo demandó al Gobierno federal regresar a los uniformados debido a que la incidencia delictiva se disparó.
El Secretario de Gobernación también dijo que habrá inversión federal para los cuerpos de seguridad estatal.
Subrayó que el control de los C4 en la entidad están en un 90 por ciento en operación y bajo control del Ejército Mexicano, por lo cual todas las llamadas recibidas son atendidas.
“Es el llamado que le hacemos a todos los estados, fortalecer sus instituciones de seguridad, el Gobierno federal sólo apoya pero no puede hacerse responsable de lo que le corresponde a los estados”, sostuvo.
El Secretario federal presumió que la ocupación hotelera en los destinos de Guerrero y en particular en Acapulco va al alza, pues han dado resultados en los operativos de seguridad.
También precisó que de los 20 objetivos prioritarios que tiene la Federación en el combate a la delincuencia organizada en Guerrero, se han detenido 10.
Sin embargo, consideró que deberá atender algunas nuevas disposiciones del sistema penal acusatorio, pues cuando se detienen con armas largas pueden quedar en libertad los presuntos infractores.