Raymundo Zamarripa
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 21-Sep .- Para el actor Juan Manuel Bernal, quien fue uno de los padrinos del final de temporada y develación de la placa de la obra Sonámbulos, el teatro debe celebrarse a diario y más cuando un montaje aborda temas que hacen eco con la realidad que vivimos en la actualidad.
Además, Bernal remarcó la presencia de nuevos talentos en el montaje.
“Ver a jóvenes aquí, a talentos nuevos, siempre es una esperanza y una ilusión. Celebro el día de hoy por su develación”, puntualizó.
La pieza, original del mexicano Reynolds Robledo y protagonizada por Mónica Dionne, Hernán Mendoza, Paloma Woolrich, Arantza Ruiz y Pablo de la Rosa, presenta a una familia fragmentada que, a un año de haber sufrido un secuestro, busca evitar victimizarse ante las tragedias que enfrentan después de ese hecho.
“Quiero agradecerle a los productores, a los actores y a toda la gente que formó parte de este proyecto porque realmente nos provocaron y de eso se trata el teatro.
“De hacernos sentir y de recordarnos que en esta vida hay de dos, ser víctima o jugador de este juego de la vida, y la pasamos muy bien”, dijo Laisha Wilkins, otra de las invitadas de honor a la develación.
El tercer padrino, Flavio Medina, destacó los sentimientos encontrados que como espectador y como colega vivió al presenciar esta última función de Sonámbulos.
“Creo que todos de alguna manera estamos ‘rotos’, pero lo seguimos intentando. Gracias por invitarme, porque creo que para los teatreros el cierre de una temporada es muy dolorosa, es doloroso abandonar y despedirse de los personajes”, comentó.
Entre los asistentes a la función estuvieron los actores Karina Gidi, Adriana Llabrés y Juan Ríos.