José de Jesús López de Lara

Mediante un operativo llevado a cabo por agentes del Grupo Anti-Asaltos de la PME en el fraccionamiento Villas de Notredame, fueron capturados tres integrantes de una peligrosa banda de asaltantes, que está relacionada en los atracos con violencia que en las últimas semanas se habían registrado en Aguascalientes.
Entre los detenidos figura una mujer, originaria de la ciudad de León, Guanajuato; así como tres hombres, de los cuales dos de ellos viven en Aguascalientes.
La identificación y ubicación de los sospechosos, se llevó a cabo mediante trabajos de inteligencia realizados por agentes de la Fiscalía General del Estado.
Su último “golpe”, lo perpetraron el miércoles pasado, cuando asaltaron una chatarrera ubicada al sur de la ciudad, donde despojaron a la víctima de 300 mil pesos en efectivo.

“GOLPE” A LA DELINCUENCIA
color 1 ALa Fiscalía General del Estado informó sobre la captura de Oswaldo Uriel, de 29 años; Imelda Edith, de 37 años, ambos originarios de la ciudad de León, Guanajuato; así como de Jairo Daniel, de 21 años y Luis Ángel, de 30 años, ambos originarios de la ciudad de Aguascalientes.
Con la captura de los integrantes de esta peligrosa banda de asaltantes, se lograron resolver varios robos a mano armada que llevaron a cabo en las últimas semanas.
Precisamente, su último “golpe” lo perpetraron el pasado miércoles, cuando asaltaron una chatarrera ubicada en la avenida Mahatma Gandhi, de donde despojaron al propietario de 300 mil pesos en efectivo.
Durante el asalto, los hampones escaparon en un automóvil Ford Escort y las víctimas proporcionaron las características de la unidad automotriz, misma que fue rastreada por policías estatales y policías preventivos.
Horas más tarde, agentes de la FGE participaban en un operativo para dar con el paradero de los asaltantes y al desplazarse por la calle Jesús Hernández Díaz, en el fraccionamiento Villas de Notredame, detectaron estacionada una camioneta Mazda CX7, color blanco y placas de circulación de Guanajuato, donde se encontraban tres hombres y una mujer ingiriendo bebidas alcohólicas.
Adelante de la camioneta, estaba estacionado el coche Ford Escort que buscaban los policías ministeriales, por lo que decidieron detener la marcha para revisar la unidad automotriz.
Cuando los tripulantes de la camioneta Mazda CX7 se percataron de la llegada de la patrulla de la FGE, pretendieron escapar, pero los policías ministeriales amagaron con sus pistolas de cargo al conductor y obligaron a apagar el motor.
El sospechoso que se encontraba en el asiento del copiloto, bajó de la camioneta y trató de escapar corriendo, pero los agentes ministeriales le apuntaron con sus armas y le ordenaron que se recostara en el piso boca-abajo y las manos en la cabeza.
Los agentes ministeriales pidieron a las demás personas que se encontraban en el interior de la camioneta, que no se movieran y sacaran sus manos por las ventanillas, al tiempo que solicitaban apoyo a sus compañeros.
Momentos después llegaron más patrullas de la PME y se procedió al arresto de todos los sospechosos, a quienes les aseguraron tres envoltorios con marihuana y un cigarrillo de la misma droga.
Al ser sometida a revisión una mujer que se identificó como Imelda Edith, le encontraron en su bolso un total de 147 mil pesos en efectivo, envueltos con cinta del Banco del Bajío.
Por su parte, a Oswaldo Uriel le encontraron otro fajo de billetes con una cinta de seguridad del Banco del Bajío, por la cantidad de 28 mil pesos.
Finalmente, a Jairo Daniel le descubrieron otros 28 mil 500 pesos en efectivo, que tenían un cintillo de seguridad de la misma sucursal bancaria.
De inmediato, los detenidos fueron trasladados bajo un fuerte dispositivo de seguridad, al edificio de la Dirección de Investigación de Delitos.
Tras ser investigados por agentes del Grupo Anti-Asaltos de la PME, se descubrió que el dinero que les habían asegurado, era producto del asalto perpetrado en la chatarrera ubicada en la avenida Mahatma Gandhi.
Los sospechosos confesaron que aproximadamente a las 14:00 horas del pasado miércoles, llegaron a la sucursal Banco del Bajío que se ubica en la avenida José Ma. Chávez y comenzaron a vigilar a los clientes, a fin de observar quién retiraba cantidades fuertes de dinero.
En determinado momento, observaron que una persona del sexo masculino retiraba 300 mil pesos, por lo que decidieron seguirlo hasta una chatarrera, donde lo interceptaron y tras amagarlo con pistolas lo despojaron del efectivo y luego se dieron a la fuga.
Los hampones se dirigieron a una “casa de seguridad” ubicada en el fraccionamiento Villas de Notredame, donde se repartieron el botín, retirándose dos de los integrantes de la banda de asaltantes, mientras que el resto decidió permanecer y “festejar” el “golpe”, ingiriendo bebidas alcohólicas y drogándose con marihuana.

CONFIESAN VARIOS ROBOS CON VIOLENCIA
Los detenidos confesaron su participación en un asalto registrado a finales del mes de julio, cuando despojaron a una mujer de 18 mil pesos, dinero que acababa de retirar del Banco Banorte que se ubica en la avenida Convención Oriente, en la colonia Del Trabajo.
Agregó que siguieron a la víctima hasta una estética, donde la amagaron con pistolas y le quitaron el efectivo.
También señalaron haber cometido otro robo con violencia a una empresa de impermeabilizantes, ubicada en el fraccionamiento San Cayetano.
Cabe destacar, que el Juez de Control y Juicio Oral giró órdenes de aprehensión en contra de Oswaldo Uriel, Jairo Daniel, Luis Ángel e Imelda Edith, por el delito de robo calificado.
Por la tarde del viernes, los sospechosos fueron trasladados al Cereso para Varones “Aguascalientes” y Cereso Femenil, respectivamente.