Silvia Guerra

Detras de la campaña¿Te has preguntado alguna vez lo que hay detrás de una campaña política? Una campaña política ideal está llena de especialistas y expertos; hay economistas, analistas políticos, diseñadores, fotógrafos y consultores de imagen entre otros, que van detrás de un candidato, con el fin de hacerlo obtener votos y la preferencia del electorado. Es una labor titánica de unos cuantos meses, que debe probarse efectiva al final de la carrera, por lo que todos los sentidos de los expertos involucrados, deben estar alerta.

Un tiempo antes del inicio de campaña, se deben hacer encuestas y estudios para determinar primero que nada, la percepción que se tiene del candidato. También debe analizarse la problemática de la zona, las necesidades, las preferencias de los votantes y su intención de voto, entre otras cosas. Es importante realizar un estudio a fondo del candidato para determinar sus fortalezas, sus debilidades, su esencia, sus áreas de oportunidad y de amenaza, para que con el cruce de toda esta información se pueda determinar inteligentemente los ejes que la campaña seguirá.

Con base a toda esta información se diseña el objetivo y el mensaje de campaña, mismo que deberá ser corto, conciso y repetitivo a lo largo de toda la campaña. Recuerda que generalmente todo aquello que escuchamos repetidamente, acabamos por tomarlo como verdad. Antes de lanzar el mensaje, se deben hacer pruebas preliminares para “tantear el agua” y ver si este mensaje está listo para salir del horno, o si necesita alguna modificación para lograr el impacto esperado.

El mercado meta es muy importante, es por eso que el mensaje de campaña, deberá acoplarse de acuerdo al segmento del electorado al que vaya dirigido. Es importante que todo esto no sea algo creado y falso, es por eso, que el conocimiento a fondo del candidato y del electorado es vital, ya que de esta manera se logrará empatar las necesidades y expectativas de los votantes con las habilidades y fortalezas del candidato.

Viene la parte de su imagen, en donde existe un sinfín de detalles que habrá que tomar en cuenta. Detalles como qué color de fondo debe utilizarse en las fotografías, qué ángulo deben tener las tomas de televisión, el lenguaje corporal adecuado para proyectar el mensaje deseado, el paralenguaje, si utiliza o no lentes, el color de sus dientes, la manera de sonreír, qué tipo de ropa usar, el largo de sus pantalones para entrevistas, los colores a usar, etc., etc., etc.

Llega la hora de los debates y la “guerra sucia”, el candidato debe saber de manejo de medios, manejo de crisis, saber cuándo minimizar o cuándo resaltar detalles, conocer a fondo a sus contrincantes… Lo más importante de todo ello y lo más triste, es que con el afán de llegar a la meta, algunos se olvidan de lo importante, el electorado, de realmente escucharlos y estar en contacto personal con ellos. Se adentran tanto en la fórmula, que se olvidan en ocasiones de los ingredientes.

Si te gustan estos temas, te recomiendo un documental titulado: “Our brand is crisis”, narra el desarrollo de una campaña política real en Bolivia, realizada por expertos norteamericanos, sus tácticas de mercadotecnia y las consecuencias de todo esto.

silvia@consultoriadeimagen.com.mx