Una comerciante fue detenida por policías estatales, tras decomisarle una importante cantidad de cigarros de contrabando que pretendía vender en los tianguis.
La sospechosa fue identificada como Brenda, de 22 años, la cual fue trasladada a las instalaciones de la Delegación Estatal Aguascalientes de la PGR, donde quedó a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación adscrito a la Subprocuraduría de Control Regional de Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA).
La captura de esta mujer se registró el lunes por la tarde, cuando policías estatales realizaban labores de vigilancia por calles de la colonia Altavista.
Al desplazarse una patrulla por la calle San Felipe, los policías estatales detectaron un automóvil Nissan Tsuru, color blanco, con placas de circulación del estado de Zacatecas, que circulaba en actitud sospechosa.
Debido a lo anterior, los oficiales procedieron a darle alcance en el cruce con la calle Rafael Arellano y le pidieron a la conductora que detuviera la marcha.
En ese momento la joven mujer que se identificó como Brenda, comenzó a mostrarse muy nerviosa.
Al momento que los policías estatales revisaron el interior del automóvil, detectaron que en el asiento trasero llevaba varias cajas que contenían cajetillas de cigarros.
Al pedirle los documentos que ampararan la compra de la mercancía, la mujer señaló que no contaba con ellos, ya que eran de procedencia extranjera y habían ingresado de contrabando al país.
De igual forma, la mujer manifestó dedicarse al comercio y que las cajetillas de cigarros eran para su venta.
Ante tal situación se procedió a detener a la mujer, que ahora se encuentra sujeta a investigación por agentes federales de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), adscritos a la Delegación Estatal “Aguascalientes” de la PGR.