Antonio Baranda
Agencia Reforma

CDMX.- Fuerzas federales detuvieron a seis integrantes de una banda de secuestradores presuntamente vinculada con el plagio del suegro del Delegado en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal.
La banda, que opera en el estado de Zacatecas, era coordinada por una mujer.
Omar Hamid García Harfuch, Jefe de la División de Investigación de la Policía Federal, informó ayer que las detenciones se realizaron el miércoles en Zacatecas, Aguascalientes y la Ciudad de México.
“Las detenciones se llevaron a cabo sin efectuar un solo disparo”, señaló en conferencia de prensa en instalaciones de la PF.
Acompañado de la Coordinadora Nacional Antisecuestro, Patricia Bugarín, el Comisario indicó que la banda está relacionada con al menos tres casos de secuestro registrados también en Zacatecas.
El 2 de junio, el suegro de Monreal fue privado de su libertad cuando se encontraba en un rancho de su propiedad, en la comunidad El Pardillo.
El plagio se dio a conocer porque Monreal mandó una carta al Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales, para pedir su apoyo ante la “desconfianza” en las autoridades estatales.
El ofendido, de 86 años de edad, fue liberado siete días después, aunque no se dieron a conocer los detalles.
El Jefe de la División de Investigación de la PF reveló que entre los detenidos se encuentra “Blanca Bárbara”, identificada como la persona encargada de planear y coordinar los secuestros.
Detalló que la mujer también era el vínculo entre la banda y ex integrantes de la misma que se encuentran recluidos en el penal de Cieneguillas, Zacatecas.
“Estos sujetos están relacionados con Walter Eloy, aparente líder operativo y encargado de secuestros en Fresnillo, Zacatecas, quien fue detenido el pasado 3 de julio de 2016”, añadió.

Nota de la Redacción:
De manera extraoficial, en Aguascalientes, el fuerte operativo federal se llevó a cabo el pasado miércoles alrededor de las 19.00 horas. Tuvo lugar en la zona oriente de la ciudad. Para variar, en el fraccionamiento Villas de Nuestra Señora de la Asunción.
En la sorpresiva operación no participaron policías municipales. Fue una acción basada en previo trabajo de inteligencia. No se precisó cuántas personas arrestaron en esta intervención.
Varios vecinos del sector fueron testigos de la movilización de agentes federales. El operativo fue rápido como efectivo. No hubo balacera, ni personas lesionadas. En cuanto concretaron el arresto, de inmediato se llevaron al o los detenidos ante la autoridad que corresponde.