Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 8-Abr .- La  Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la PGR detuvo ayer en la Ciudad de México a Fabián Granier Calles, con base en una orden de aprehensión por una presunta defraudación fiscal grave de 2 millones 111 mil 725 pesos.
El hijo del ex gobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo, fue aprehendido en la Delegación Coyoacán y anoche fue internado en el Reclusorio Oriente de esta capital, de acuerdo con la PGR.
Granier Junior se volvió ilocalizable desde principios de 2013, aunque fue hasta junio de 2015 cuando Alejandro Caballero Vértiz, Juez Sexto de Distrito de Procesos Penales Federales en esta capital, ordenó su aprehensión.
En caso de que Caballero le dicte la formal prisión, el hijo del ex gobernador permanecerá en la cárcel durante el juicio, debido a que la defraudación fiscal equiparable que le atribuyen es por una modalidad grave que no permite la libertad provisional.
El mandamiento judicial se basa en una querella de la Procuraduría Fiscal de la Federación, que establece que en su declaración fiscal de 2011 Fabián Granier defraudó al fisco con 2 millones 111 mil 725 pesos del Impuesto Sobre la Renta (ISR).
Según el organismo dependiente de la Secretaría de Hacienda, en su declaración fiscal reportó utilidades por actividad empresarial por 939 mil 577 pesos, aunque en realidad registró ingresos acumulables por 7 millones 978 mil 658 pesos.
El hijo del ex mandatario tabasqueño había apostado a combatir la acusación desde la clandestinidad, a través de una demanda de amparo.
Su principal argumento fue que la revisión fiscal que dio origen a la acusación en su contra en principio era ilegal, porque nunca fue notificado de ella ni le dieron la posibilidad de aclarar su situación ante el Servicio de Administración Tributaria.
Apenas hace unas semanas Alberto Díaz Díaz, Juez Décimo Cuarto de Distrito en Amparo, rechazó su alegato y dijo que las pruebas aportadas por Hacienda no podían ser canceladas por un tema de falta de formalidad legal.
“La inobservancia de tal obligación por parte de la autoridad demandada, como es no haber informado al contribuyente, específicamente sobre el derecho de corregir su situación fiscal, así como los beneficios que con ello acarrearía, no llega al extremo de afectar la validez de lo actuado por la autoridad, porque no lo dispuso así el propio legislador”, establece el juez en su sentencia.
Este fallo fue determinante para que continuara vigente la orden de aprehensión con la que ayer fue detenido el hijo del ex gobernador.
Si bien el sospechoso impugnó la negativa del amparo, al parecer ese no será su único problema legal a partir de ahora.
Extraoficialmente se ha informado que cuenta con otras dos órdenes de captura, una de ellas por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero y otra también por una defraudación fiscal grave.