Cecilia de Santos Velasco

En lo que va de este año, Tránsito Municipal ha detenido a más de 3 mil 483 personas por aliento alcohólico y por conducir en estado de ebriedad, lo que muestra un ligero incremento; se han aplicado más de cuatro mil infracciones por no respetar el semáforo en rojo; y se ha comprobado que la gente respeta más la ley cuando se mueve a un municipio vecino que cuando circula por su propia ciudad.
El director de Tránsito y Movilidad municipal, teniente José de Jesús Rodríguez Benavides, llamó a la población a actuar con responsabilidad y respeto a sí mismo y a los demás, donde la autoridad municipal se mantiene vigilante para aplicar la ley y recordarle a la ciudadanía que debe cumplir con la parte que le corresponde.
Tan sólo en el Operativo del Alcoholímetro, donde el Municipio capital dispone de 18 equipos, se han detenido a 1,871 personas por aliento alcohólico y otras 1,612 por conducir en estado de ebriedad.
El Teniente José de Jesús Rodríguez Benavides, indicó que los casos de detección de aliento alcohólico supera a los de estado de ebriedad, donde resulta interesante la participación de las mujeres en la conducción de vehículos con alguna ingesta de bebidas embriagantes, pero no se compara al comportamiento masculino, ya que ellas sólo reportan el 10 ó 12% de los casos.
Las multas económicas redundan de los 3 mil 500 a los 10 mil pesos, pero la autoridad de justicia municipal es quien determina los montos a cada infractor, lo cual depende si hay reincidencia, el comportamiento o si hay total estado de ebriedad.
El director de Tránsito y Movilidad municipal precisó que el no respetar el semáforo en rojo es una de las infracciones muy recurrentes en la ciudad capital, donde muchas personas evaden que la ley es clara, “la luz verde es para avanzar y la roja para parar el vehículo”.
Es lamentable pero también es común que la gente no respete los semáforos en rojo, ahora es la segunda causa del mayor número de infracciones con 4 mil asuntos, aunque la primera causa se refiere al estacionarse en la línea amarilla que supera las 15 mil infracciones.
La multa económica por pasarse la luz roja es de 730 pesos y no tiene descuentos, aunque su aplicación lo hace la Secretaría de Finanzas o el juez calificador, aclaró el director de Tránsito y Movilidad municipal.
Es muy común que la ciudadanía se enoje con el agente de tránsito porque lo detiene tras incumplir con la ley como sería no respetar la luz amarilla o roja del semáforo, lo cual habla de la falta de responsabilidad y respeto de la persona hacia sí misma y los demás.
Por último, mencionó que los padres de familia deben estar atentos de sus hijos cuando salen a divertirse, es preferible que vayan por ellos, en lugar de soltarles el vehículo cuando saben que consumirán bebidas embriagantes y de este modo se prevengan accidentes o cualquier otra situación que podría transformar su vida.