Detectan centros de trabajo inseguros para sus empleados

Gregorio Macías Moreno, delegado de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, informó que el presente año se han impuesto sanciones a 36 empresas cuyo monto aproximado es de cuatro millones de pesos, multas a las cuales se han hecho acreedoras porque no han cumplido con las normas en materia de seguridad e higiene; lo anterior, como resultado de 850 inspecciones que se han elaborado durante el primer semestre del año.

Detalló que cada norma que se viola implica una infracción de 250 a 5 mil salarios mínimos y las mismas se pueden imponer por diversas omisiones, las cuales van desde la falta de salidas de emergencia, el no indicar con señalética para las rutas de evacuación, y el que a los empleados no se les provea del equipo necesario para resguardar bien su integridad física (casco, guantes, lentes, uniforme).

Gregorio Macías manifestó que para llevar a cabo una supervisión lo primero que se lleva a cabo es remitir a los centro de trabajo una notificación en el sentido de que serán inspeccionados, tanto por la vía documental, por la vía de seguridad e higiene, o por ambas, las cuales en su conjunto implican 41 normativas, cada una de las cuales tiene sus anexos con diferentes indicaciones para salvaguardar la integridad física y mental de los trabajadores.

Puntualizó que las empresas con omisiones tienen un plazo de cinco días para presentar la documentación mediante la cual comprueben su apego a la normativa, e incluso pueden pedir una ampliación de 30 a 60 días para subsanar cualquier irregularidad; si de ahí no cumplen con las normas, entonces sí procederá la sanción de acuerdo a la ley.

Para concluir, delegado de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social mencionó que a pesar de que en la primera mitad del año se impusieron sanciones a 36 empresas, el número de accidentes laborales ha ido bajando en comparación con el año pasado, incluso cuando hay más centros de trabajo, lo cual es un indicio de que las inspecciones han servido para el cumplimiento de la ley, en el sentido del cuidado de los trabajadores.