Media tonelada de productos pirotécnicos fue destruida ayer por elementos de Protección Civil Municipal, en coordinación con la 14ª Zona Militar y la PGR, informó Manuel Cortina Reynoso, secretario del Ayuntamiento.

Indicó que esta destrucción fue producto del decomiso de materiales explosivos de pirotecnia y que significó un volumen mayor en 65% respecto a lo decomisado el año pasado que fueron un total de 307 kilogramos.

De acuerdo con lo establecido por la ley en la materia y como parte de la serie de acciones emprendidas por el Gobierno Municipal para salvaguardar la integridad de la ciudadanía, fue decomisada en tiendas, tianguis y a vendedores ambulantes esta cantidad de pólvora, la cual ya fue destruida conforme a los protocolos que marcan para el tratamiento de este tipo de decomisos.

Como parte de la serie de acciones emprendidas por el Gobierno Municipal para salvaguardar la integridad de la ciudadanía, se llevó a cabo la destrucción de la pirotecnia que fue decomisada a través de la Coordinación de Protección Civil con el denominado “Operativo Cometa”, durante diciembre de 2015 y enero de 2016.

El funcionario municipal detalló que en total, fueron incinerados 502 kilogramos de pólvora que fue decomisada en diferentes puntos de la ciudad, lo que representa un incremento del 65% con respecto al año anterior cuando se aseguraron 307 kilogramos.

“Este año hubo menos pólvora en la calle, y para haber captado más, se necesita de la colaboración de la ciudadanía, de los padres de familia para controlar a sus hijos, pero por lo menos, hubo 500 kilos que no pararon en las manos de menores de edad, evitando el grave riesgo que implica la pólvora en manos de niños”, dijo.

Indicó que los principales sitios en los que se detectó la venta de estos artículos fueron principalmente avenidas y cruceros, así como en establecimientos ubicados en el Centro Comercial Agropecuario, Línea de Fuego, tiendas de abarrotes, tianguis, entre otros.

Los decomisos llevados a cabo fueron sustentados en alrededor de 100 denuncias ciudadanas recibidas durante las celebraciones de Navidad y Año Nuevo, las cuales fueron atendidas en tiempo y forma por parte de personal de la Coordinación de Protección Civil que atendieron oportunamente cada uno de los llamados realizados dando por resultado el aseguramiento de esta cantidad de explosivos.

Destacó la importancia de continuar ejerciendo acciones de prevención para la adquisición de estos productos, principalmente entre menores de edad, quienes al no tener conocimiento sobre su correcta manipulación, corren el riesgo de sufrir accidentes con consecuencias que van desde la amputación de un miembro e incluso la muerte.

Añadió que la incineración de este material obedece al protocolo establecido por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para el resguardo y adecuado manejo de estos productos y se llevó a cabo por parte de elementos de la Zona Militar en el Campo de Tiro ubicado en La Tomatina en presencia de personal de la Procuraduría General de la República, quienes dieron fe de lo asegurado, así como de su posterior destrucción, dijo el secretario del Ayuntamiento capital.