SPIELBERG, Austria.- Nico Rosberg llegó con tanta ambición al Gran Premio de Austria, que incluso estableció un nuevo récord de pita en el Red Bull Ring.

El alemán de Mercedes, que mañana buscará afianzarse en el liderato del campeonato de pilotos con el circuito austriaco, colocó su registro en 1’07″373, tiempo que estuvo por debajo del que estableció Michael Schumacher en 2003 con 1’07″908, el cual era el mejor tiempo por vuelta hasta ayer en el trazado de Spielberg.

“Me gustó mucho el nuevo asfalto, tenemos mucho agarre y podemos ir rápido en las curvas. Nuestro coche va muy bien, casi como siempre. Aquí, a una vuelta somos muy fuertes”, explicó el alemán.

Sin embargo, a pesar de encabezar el par de prácticas, el líder del campeonato explicó que la carrera puede tomar un tenor distinto ante la veloz degradación de los neumáticos blandos.

“En carrera será más difícil, porque los blandos son muy blandos, se rompen muy rápido, entonces tendremos que ver. No hemos tenido tiempo de hacer prueba de carrera, tendremos que hacerlas mañana (hoy) por la mañana”, añadió el alemán quien no pudo realizar la simulación de carrera por el diluvio que trastornó la segunda práctica.

Los ensayos estuvieron dominadas por Mercedes ya que el coequipero de Rosberg, Lewis Hamilton, quien en la Práctica 2 fue un segundo menos que el germano, mientras que el piloto de Ferrari, el teutón Sebastián Vettel, cerró su mejor vuelta a medio segundo del inglés.