La Secretaría de Agricultura ya dispuso 15 millones de pesos para que los lecheros del estado inicien el proyecto de construcción de una planta deshidratadora en Aguascalientes, informó el delegado federal de la dependencia, Ernesto de Lucas Palacios.
Expuso que ahora corresponde a los productores ponerse de acuerdo para desarrollar el proyecto, al que se comprometió impulsar el secretario de Sagarpa, José Calzada Rovirosa, con la finalidad de resolver el problema de excedentes de volumen de leche en la región.
Recordó que este proyecto no será efectuado ni operado por la Secretaría de Agricultura, ya que sólo aportará una parte del financiamiento, y el resto será aportado por los productores con recursos propios, y los fondos a los que puedan acceder a través de instancias como FIRA, el Fondo Nacional de Desarrollo Agropecuario, entre otras instituciones de la banca de desarrollo, y especializados en crédito agropecuario.
Detalló que la dependencia federal aportará un monto total de 40 millones de pesos, y el resto debe aportarse por los interesados en la secadora de leche, que tiene un costo que oscila entre 120 y hasta 300 millones de pesos, de acuerdo a la capacidad de volumen, y la tecnología aplicada para este proceso.
“Depende del espacio físico. Si utilizamos la tecnología de Nestlé, un proceso de secado en aire, porque antes se tenía un esquema de cono que dejaba caer la leche y al contacto con la temperatura se evaporaba, será decisión de los productores cómo hacerla”.
De Lucas Palacios reconoció que se trata de un proyecto a desarrollarse en el mediano plazo, que también debe integrar un centro de acopio, para que los lecheros puedan tener un manejo de la producción que no logra colocarse en las empresas pasteurizadoras.
Enfatizó que esta infraestructura resulta de vital importancia para dar viabilidad de crecimiento y aumento de venta de productos entre los lecheros, con la posibilidad de dar manejo hasta a un millón de litros diarios de leche.