En la más completa soledad murió un hombre en el interior de su vivienda ubicada en el fraccionamiento Cumbres III.
Al momento del hallazgo del cadáver, ya se encontraba en estado de putrefacción, por lo que se presume que tenía más de 6 días de muerto.
El ahora occiso fue identificado como José Antonio, de 40 años, quien vivía solo en una casa ubicada en la calle Aurora Espinoza Reyes, en el fraccionamiento Cumbres III.
Fue el martes por la mañana cuando vecinos hicieron el macabro hallazgo, después de percibir un olor desagradable que provenía de la casa donde vivía José Antonio.
Uno de los vecinos decidió subir a la azotea de su casa, ya que pensó que había un animal muerto.
Sin embargo, al asomarse a la vivienda aledaña, descubrió el cadáver de su vecino tirado en el suelo y ya en completo estado de putrefacción, por lo que decidió llamar al Servicio de Emergencia 911.
Al lugar de los hechos llegaron momentos después varias patrullas de la Policía Preventiva y una ambulancia del ISSEA, cuyos paramédicos confirmaron la muerte de José Antonio.
Posteriormente, se presentaron a realizar las diligencias correspondientes los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de Servicios Periciales y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
Cabe destacar, que en el interior de la casa se encontró un desorden normal, sin detectarse rastros de violencia, por lo que se presume que esta persona murió a consecuencia de una enfermedad.
Incluso, los mismos vecinos señalaron que José Antonio era una persona alcohólica.
De igual forma, añadieron que el miércoles de la semana pasada fue el último día que lo vieron con vida.
Sin embargo, el cadáver de esta persona fue trasladado al Servicio Médico Forense, donde se le realizaría la necropsia de ley para determinar la causa de su muerte.