Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 8-May .- Dos integrantes de una red de pornografía que, además de exhibir imágenes de menores de edad en Internet, extorsionaba a sus víctimas, fueron capturados por la Procuraduría General de la República (PGR) y la Policía Federal (PF).
Ángela Quiroga, de la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (Fevimtra), de la PGR, explicó que los individuos operaban en los estados de Campeche, Yucatán y Quintana Roo.
Los detenidos, identificados como David Azael Basto Camal, o Silverio Tomás Guardado Gómez, y Bryan Slater González Batún, están acusados de los delitos de trata de personas en la modalidad de pornografía infantil, y pornografía infantil en la modalidad de transmisión.
En conferencia, Quiroga indicó que esta red acumula 106 víctimas, cuyas fotografías y videos íntimos, así como datos personales, números telefónicos, domicilios y hasta nombres de escuelas, fueron publicados en la página de internet www.yucatercos.org.
“Lo cual tiene como consecuencia que las víctimas sean violentadas en sus derechos humanos, sometidas al escarnio público y a la presión social, poniendo además en riesgo su seguridad personal”, indicó.
“Se advierte la participación de jóvenes adolescentes que solicitan imágenes o videos de la referida naturaleza a menores de 18 años, para posteriormente subirlas a la mencionada página de internet y exigir dinero a cambio de eliminarlas, lo cual no ocurría”.
La forma de operar de la banda consistía en recabar material pornográfico, subirlo al sitio web, creado en 2014 y parcialmente inhabilitado, y solicitar dinero a las mujeres víctimas, o a sus padres, supuestamente para retirar las fotografías y videos.
Quiroga indicó que los detenidos hicieron de esta actividad ilícita su principal fuente de ingresos, ya que, según informes proporcionados por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, las tarjetas que les fueron aseguradas recibieron depósitos de alrededor de 100 mil pesos cada una durante 2015.
“Es urgente hacer un llamado a la ciudadanía para proteger a los más vulnerables, informando y educando sobre el correcto uso de internet, y en específico las redes sociales, particularmente entre los niños, niñas y adolescentes”, apuntó la funcionaria.