Heriberto Alcalá Guerrero

En el municipio de Rincón de Romos, oficiales del Mando Único capturaron a presunta banda de ladrones domiciliarios que operaban en el estado de Zacatecas.
Los cuatro detenidos viajaban a bordo de una camioneta y les aseguraron cuatro millones y medio de pesos, en efectivo. Ofrecieron $ 900 mil pesos a los policías para que les permitieran escapar. Fue en vano. Los presuntos ladrones fueron arrestados y los remitieron ante la autoridad que corresponde.
En las primeras horas de ayer, en un puesto de seguridad instalado en la Delegación de San Jacinto le marcaron el alto a una camioneta Nissan Pick Up, modelo 1995, color fondeado, con placas de circulación del Estado de Aguascalientes.
La unidad procedía de Zacatecas. Era conducida por quien dijo llamarse José, de 24 años. En la cabina le acompañaba un menor de 11 años. En la caja, sentados sobre un sillón viajaban dos sujetos más: Ramón de 23 años y Salvador, de 19 años.
Los policías municipales y estatales del Mando Único les aclararon que se trataba de una revisión preventiva. A su vez, los jóvenes comentaron que procedían de Guadalupe, Zacatecas, y que su destino era la colonia Chicahuales en el municipio de Jesús María.
Conforme transcurrían los minutos, el nerviosismo fue aumentando en los sospechosos. En la cabina, los oficiales detectaron bolsa de plástico que contenía aproximadamente 900 mil pesos. Cuestionados al respecto, inicialmente manifestaron que lo habían encontrado en el monte pero sin dar más detalles. Por supuesto, a nadie convencieron con tal explicación. Entonces, ya desesperados, los presuntos ladrones intentaron sobornar a los policías. Les ofrecieron los 900 mil pesos a cambio de que les permitieran continuar el viaje.
Los policías preventivos no aceptaron el dinero. Continuaron con la revisión y descubrieron la fuerte cantidad. Estaba en el interior del mencionado sillón. Eran varias bolsas con fajos de billetes, de 500 y 200 pesos. No abrieron las bolsas para contar con precisión el monto. Fue una estimación a simple vista: 4 millones y medio de pesos. Se abstuvieron de sacar el dinero en acato al protocolo de proteger la evidencia. La llamada cadena de custodia.
Una vez más preguntaron a los sujetos sobre la procedencia del efectivo y respondieron con otro argumento: Que era producto de varios robos a casa habitación, cometidos en el municipio de Guadalupe, Zacatecas.
Ya al tanto de los hechos, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado giró precisas instrucciones para que en forma inmediata, vehículo, dinero e indiciados fuesen puestos a disposición de la autoridad ministerial.