Dictaron sentencia condenatoria en contra de un sujeto culpable de robar 60 cabezas de ganado a su propio patrón. Adolfo, fue sentenciado por el Juzgado Mixto de Primera Instancia con sede en el municipio de Jesús María. Estará siete años en prisión.
El robo ocurrió en mayo del año 2015. El afectado acudió ante el Agente del Ministerio Público para levantar denuncia en contra del hoy sentenciado, por el robo de las cabezas de ganado. Dijo que conoció a Adolfo en el año de 2013 cuando éste le solicitó trabajar como caballerango en su rancho ubicado en el municipio de Jesús María.
El empleado comenzó a ganar la confianza de su entonces patrón, por lo que éste le proporcionó un vehículo para que desempeñara las distintas labores que se realizaban en ese lugar.
Y entonces, el malagradecido sujeto usó el mismo vehículo para sustraer ganado del predio sin la autorización de la víctima. Luego lo vendía a diferentes ganaderos de la entidad. Esto se repitió varias veces en los años 2013 y 2014. El sentenciado también se apoderó de las guías expedidas por el comisario de la comunidad San Antonio de los Puentes en el municipio de Pabellón de Arteaga, con las cuales pudo efectuar la comercialización de dichos semovientes sin problema.
En mayo del 2015, el propietario del rancho realizó inventario y notó la ausencia de 66 cabezas de ganado. Al cuestionar a sus trabajadores, éstos afirmaron que Adolfo podría ser el responsable de estar sustrayendo los animales de manera ilegal. Inmediatamente fue a interponer la denuncia. El AMP integró la entonces averiguación previa correspondiente solicitando se girara la orden de aprehensión; el juez mixto de Primera Instancia con sede en el municipio de Jesús María otorgó la orden y agentes ministeriales ubicaron al sujeto en la comunidad de San Antonio de los Puentes. Procedieron al arresto.
Concluyó el juicio y Adolfo fue declarado culpable. Fue sentenciado a siete años de prisión, así como al pago de una multa equivalente a $13,810.50 en favor de la víctima.