Desestimó el Instituto de Educación de Aguascalientes el paro de labores que se efectuó el día de ayer en las escuelas normales del estado; el director de la instancia, Francisco Chávez Rangel, negó que hubiera acciones de demanda en este sentido por parte de los maestros, sin embargo, recalcó que el trato para quienes decidan irse a paro será el mismo que se les ha dado a los profesores en otros estados.
“Aquellos profesores que no asistan, nosotros estaremos notificando la incidencia respectiva y les será descontado el día; al acumular tres días sin cumplir con su jornada laboral causará baja, como se está haciendo en otras entidades del país”, advirtió.
“El trato para los maestros paristas es exactamente el mismo en todo el país, afortunadamente no hay maestros paristas en Aguascalientes. No hay ningún paro, el 100% de las escuelas están abiertas y trabajando, no hay ninguna consigna afuera, el personal está en las áreas; existe un pequeño grupo de trabajadores que obedecen a otro tipo de intereses, y son los que han estado queriendo desestabilizar las normales”, subrayó.
Agregó que la demanda de quienes desde la semana pasada estuvieron amagando con irse a paro, obedece a intereses sindicales, más que a un tema de orden educativo, por lo cual no corresponde a la parte oficial, aunque dijo que ya tienen bien identificados esos actores.
“La justificación o causa que pelean es la asignación de horas y plazas docentes y administrativas, así como en intendencia, y los corrimientos naturales que se otorgan; la situación es que la propia Secretaría de Educación Pública le ha dado para atrás a estos movimientos que no han sido reconocidos por la misma SEP porque no se justifica el servicio, no hay cómo otorgar plazas docentes si no hay alumnos a quiénes conferir clases, está completa la planta docente, no hay cómo generar más espacios administrativos”, aseguró.
En este sentido, precisó que si por necesidades del servicio no se requieren, no se otorgan más plazas, ya que dijo que la matrícula ha disminuido en las escuelas normales, y con ello no se justifica la contratación de nuevos maestros.
“No son estos intereses los que están moviendo esta situación, sino intereses particulares de otro orden. No es ningún motivo, causa o justificación para que se dé algún paro; nadie tiene derecho a suspender clases”, recalcó.
Chávez Rangel consignó que si en algún momento uno de los maestros decidiera de manera voluntaria no cumplir con sus obligaciones laborales, se cuenta con maestros sustitutos suficientes para que no se suspenda el servicio educativo.
Respecto a la ausencia de los estudiantes, el director del IEA justificó que casi el 65% de los alumnos están en actividades en campo fuera de la institución, sin embargo, al menos en las instalaciones del CRENA, donde fue entrevistado, así como en Cañada Honda y en la Normal Superior del Estado, pudimos constatar que las actividades no se desarrollaron, al lucir vacías las aulas.