Héctor Gutiérrez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 14-Mar .- Los consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) decidieron que en acato al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), no habrá reducciones en el salario de los altos funcionarios del organismo.
Tampoco habrá una decisión colegiada de devolver voluntariamente una porción salarial, sino que eso quedará en la decisión individual de cada consejero.
“Resolvimos que la sentencia fue suficientemente clara, La disminución de salarios no puede ser una medida de austeridad y de racionalidad en el gasto”, señaló ayer el consejero Benito Nacif en entrevista, tras finalizar la reunión en la que se abordó el tema.
De acuerdo con la sentencia del Tribunal, a cada uno de los 11 consejeros les serán reintegrados los 17 mil pesos que se les descontaron durante el mes de febrero, lo cual habría significado un ahorro mensual de al menos 187 mil pesos.
De igual manera, a los 21 funcionarios y directivos del INE a los que también se les rebajó el sueldo, se les compensarán los descuentos salariales.
Nacif, quien fue el consejero que impugnó la reducción del 10 por ciento de su salario, aseguró que el INE puede buscar mayores ahorros en rubros más importantes que los sueldos.
“Tiene que dirigirse (el ahorro) a partidas más sustantivas que los sueldos”, sostuvo.
En ese sentido, apuntó que su decisión de impugnar las reducción salarial fue en aras de respeto a la legalidad y recalcó que con la sentencia del TEPJF, emitida el jueves pasado, se confirma que era anticonstitucional el acuerdo tomado por el INE.
Defendió, además, las prestaciones de las que gozan los altos funcionarios del Instituto, como apoyos en gasolina y telefonía celular y gastos de alimentación, pues consideró que son instrumentos de trabajo.
“Es un instrumento de trabajo, no es parte de tu salario”, mencionó.
Nacif puntualizó que ahora la meta será cumplir con el objetivo de ahorrar 115 millones de pesos establecido el pasado 24 de febrero, cuando se aprobaron en el Consejo General las medidas de austeridad del Instituto.
En tanto, el consejero Ciro Murayama recalcó que la decisión de renunciar a una parte del salario estará a consideración de cada consejero.
“Se revocó (la reducción de sueldos), se cierra el capítulo”, afirmó.
El consejero presidente Lorenzo Córdova eludió fijar una postura al ser cuestionado sobre el tema.