El delegado federal de Sagarpa, Ernesto de Lucas Palacios, reprochó que las instituciones bancarias no presten atención al sector de los productores agropecuarios, pese al potencial que representan como clientes.

Expuso que las complicaciones para la liberación de pagos de apoyos a beneficiarios de programas e incentivos como Progan y Procampo obedecen a que las instituciones de la banca privada cancelan las cuentas de depósito luego de no detectar operaciones a lo largo del año, tras el retiro del recurso por parte de los beneficiarios.

Señaló que anualmente la Sagarpa libera apoyos a cerca de 18 mil productores mediante depósito a una tarjeta de débito, quienes son productivos y podrían incrementar sus operaciones, pero lamentablemente pareciera que no les toman importancia.

Expuso que las reglas de operación de los programas de impulso a la ganadería y la agricultura, obligan a que los beneficiarios elijan libremente la institución bancaria en la que aperturan la cuenta para que la dependencia federal haga el depósito, y cuando los beneficiarios dan los datos de la cuenta para un nuevo depósito en el siguiente ejercicio presupuestal, el pago no se efectúa porque la cuenta está cancelada.

Aún cuando el problema suele resolverse en un lapso de quince días, sería preferible que los beneficiarios optaran por acudir a instituciones bancarias más flexibles para aperturar la cuenta de depósito, pero finalmente no se puede intervenir para recomendar una institución en específico.

De Lucas Palacios consideró que existen instituciones que son mucho más flexibles en el monto mínimo del estado de cuenta, lo que finalmente ayudaría a los productores a familiarizarse con el manejo de ahorro e inversiones, pero tampoco existen muchas alternativas.

Manifestó que los campesinos eligen la institución bancaria tomando en consideración la cercanía de ubicación en los municipios del interior, y la facilidad para poder extraer los recursos en cajeros automáticos, por lo cual sólo una o dos instituciones bancarias concentran las cuentas.