Alguien dijo que el pueblo tiene el gobierno que merece, a lo que podría agregarse que la sociedad teje su propio destino y cosecha lo que construye, en algunas ocasiones con resultados óptimos y en otras con alcances que dejan secuelas difíciles de olvidar.

En las últimas semanas se reactivó el llamado de alerta ante el número de adolescentes que inician su vida sexual y trae como consecuencia que Aguascalientes ocupe, por esta etapa, el primer lugar en natalidad, al mismo tiempo el 30% de los estudiantes tienen acceso a las drogas y el divorcio exprés aumentó 50% las disoluciones.

Una cuestión trae aparejada las demás, que tienen su origen en la poca atención que existe al interior del núcleo familiar. El pretexto más recurrente ante el rompimiento del vínculo que debe haber entre padres e hijos es la condición económica, la insuficiente preparación académica, la incomprensión e incomunicación entre sus miembros y como ingrediente extra el machismo o el carácter irascible de la madre. Cada quien busca una explicación que lo exonere de culpa, pero bastaría analizar lo que exponen para determinar la responsabilidad individual.

La encargada del programa “Universidad Saludable” de la UAA, María del Carmen Rodríguez Juárez, manifestó que más de la mitad de los jóvenes empiezan una vida sexual a partir de los 14 años, de los cuales casi el 20% afirmó que no usan preservativos, o algún otro método de protección.

Aún cuando el ingreso a la Universidad es a una edad promedio de 18 años, dijo que por las evaluaciones que se hace a su ingreso se sabe que los conocimientos en materia sexual son casi nulos, lo que obligaría a replantear las acciones de educación sexual en primaria, secundaria y bachillerato. Ante ello la Autónoma de Aguascalientes lleva a cabo programas con los conceptos básicos de sexualidad, como ¿qué es género?, ¿qué es sexualidad?, ¿qué es sexo?, ¿qué es una vida sexual activa?

Sostuvo la especialista que en educación básica y preparatoria “no los instruyen para eso, nuestra sociedad aún no está preparada para ello. Incluso, para nosotros es difícil darles esta explicación a los universitarios, porque no están preparados para recibir esta información, es chistoso, porque todo mundo lo hace, pero no sabe como hacerlo bien”.

Por lógica, lo anterior deja consecuencias que resultan un verdadero drama para muchas familias, toda vez que esta entidad presenta un índice de natalidad de 2.5%, superior al 2.3% de media nacional, embarazos que se registran principalmente entre los adolescentes, de acuerdo al resultado definitivo de la encuesta aplicada por el Inegi entre el 2 y 27 de marzo de 2015.

Por su parte, la jefa del Departamento de Trabajo Social de la UAA, María Zapopan Tejeda Caldera, señaló que tres de cada diez adolescentes tiene acceso a drogas en su lugar de residencia, información que se obtuvo de la Consulta Infantil y Juvenil 2015 que llevó a cabo el Instituto Nacional Electoral (INE) y que analiza la Universidad Autónoma. Lo preocupante es que menores de 10 a 13 años revelaron que en la escuela o en el lugar donde viven es donde les ofrecen drogas, a las que tienen acceso en algunos casos hasta el 62.5% como el municipio de El Llano, y en la ciudad capital el 31.57% en Villas de Nuestra Señora de la Asunción y 42.10% en la casilla que se ubicó en el Jardín de Guadalupe.

Fue un ejercicio que permitió conocer de primera mano lo que piensan y hacen los niños y adolescentes y así tener una descripción o análisis detallado de lo que viven en esta edad temprana y que, necesariamente, exige que las autoridades de los tres niveles de gobierno organicen tareas para frenar el avance.

Uno de los posibles orígenes para que niños, niñas y adolescentes vayan por caminos inadecuados podría ser la separación de la pareja, lo que se aceleró el año pasado a raíz de la modificación al Código de Procedimientos Civiles, al crearse la figura del divorcio encausado, conocido como “divorcio exprés”, por la rapidez de la resolución.

Las disoluciones matrimoniales aumentaron 50%, cerrándose 2015 con 2,500 inconexiones, conforme a los datos aportados por el magistrado presidente del Supremo Tribunal de Justicia, Juan Manuel Ponce Sánchez.

Ante las facilidades que otorga el Código, muchos de los juicios que tenían lugar en forma tradicional, fueron cambiados al procedimiento apresurado ya que el término para declarar la separación es entre 30 y 40 días, aunque hay otros que por haber acuerdo pleno de ambos y que la documentación y requisitos estén en regla sea de 6 a 10 días.

Ponce Sánchez resaltó que con los divorcios exprés se disminuye el sufrimiento que en ocasiones enfrentan los hijos ante este escenario y se evita juicios largos y costosos económicamente, pero costosos también desde el punto de vista afectivo de los hijos.

Lo que no se menciona es que cuando se llega al divorcio es porque ya se pasó una etapa difícil al interior del hogar, a veces de años, que impulsa a los hijos a buscar en la calle de lo que carecen en su casa y es, precisamente, cuando se cae en las “amistades” que los inducen a la droga y el sexo que marcan sus vidas. Lo ideal es que los adultos tengan conciencia del papel que tienen en su familia y eviten las situaciones que terminan con la ruptura familiar. Hay que mirar lo cercano y tratar de conservarlo. No es fácil pero tampoco difícil de conseguir.

POLÍTICA ANGOSTA

Al igual que un niño que busca la atención y hace todo lo imaginable hasta lograrlo, actúan algunos políticos y otros que quieren estar en la palestra, por lo que no debe extrañar que de unos meses a la fecha tomen como tema el transporte público, del que dicen tener la solución, pero lo humorístico es que hablan de las penurias que sufren los usuarios y ninguno utiliza este medio.

En gran medida se parecen a los que a nivel nacional hablan de cómo se debe combatir el narcotráfico, poniendo en entredicho informes y planteamientos de las autoridades, pero nunca han estado en las acciones. Son expertos de oídas y de papel, puesto que no han tenido en sus manos armas de alto poder ni han sentido la adrenalina de estar en combate.

En el Congreso del Estado tienen un anteproyecto para resolver las fallas ancestrales de los “urbanos” y al mismo tiempo unos empresarios convocan a foros para que los políticos se luzcan, lo que no significa que la situación se vaya a resolver, al menos no en el actual sexenio, pero les da la oportunidad de inscribir su nombre en la larga lista de sabios.

La única realidad es que ATUSA (Alianza de Transportistas Urbanos y Suburbanos de Aguascalientes) le tiene tomada la medida al gobierno, que cada seis años asegura que esta vez es la definitiva por lo que nada ni nadie impedirá la modernización del servicio, pero el mandatario en turno llega al final de su encomienda con el compromiso de dejarle a su sucesor una carpeta, que tarda en abrir tres o cuatro años y así ha sido desde que María Canica andaba por estos andurriales.

En septiembre pasado la Secretaría de Gestión Urbanística y Ordenamiento Territorial (Seguot) dio a conocer que estaban fuera de norma 218 camiones, lo que significa la tercera parte del parque vehicular. El titular de esa dependencia, Juan Carlos Rodríguez García señaló que “se está trabajando a través del Fondo Progreso y la delegación de Nacional Financiera para impulsar un proyecto estratégico que entre otras cosas, contempla términos y condiciones que respalden el transporte público”, plan que adelantó, podría tardar algunas semanas “en aterrizarse”, lo que sigue en curso, pero que para el funcionario es un programa específico para Aguascalientes puesto que “no hay algo similar en el resto del país”.