Pudo haber sido descuido de los defensores, el tema de los 70 reos trasladados a diferentes penales del país, consideró el presidente de la Barra de Abogados de Aguascalientes, Leobardo Contreras Moreno.
Señaló que algunos abogados erróneamente no están muy al tanto de la situación jurídica de sus defendidos, situación que pudo incidir en que no fueran notificados los familiares sobre este tema.
Sin embargo, destacó que la autoridad tiene la obligación de dar aviso a los familiares para efectuar ese tipo de traslados, “todas las personas que tienen a familiares recluidos, tienen el derecho humano de saber dónde está el familiar”.
Es verdad que la ley indica que el acusado permanezca en un cereso cercano a su domicilio, para que sus familiares tengan la posibilidad de visitarlo, sin embargo, también depende del delito por el que hayan sido procesados, explicó el jurista.
Se conoce que la mayoría de los reos trasladados están acusados de secuestro, y fueron movidos del penal de El Llano, del Aguascalientes y del femenil, a Centros de Reinserción Social de Tamaulipas, Durango, Morelos y Chiapas.
Contreras Moreno aprovechó para hacerle un exhorto al comisionado de los Derechos Humanos de Aguascalientes, Jesús Eduardo Martín Jáuregui, a tener mucho cuidado con este tema, y conocer a las personas que se encuentran en esta situación de vulnerabilidad y estar al tanto de actos de esta índole; “es muy fácil hablar cuando las situaciones ya se dieron, ¿no sería mejor prever esta situación?”, cuestionó el abogado.
Pues indicó que una de las características que ha tenido el General Bahena es tener cuidado con los procesos administrativos que se llevan a cabo al interior de los penales del estado, por lo que duda que haya sido omisión de las autoridades correspondientes.