Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 15-Abr .- La Secretaría de Educación Pública (SEP) anunció que se le descontará el día a 13 mil profesores, en su mayoría de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), que hoy no asistieron a clases por participar en manifestaciones en Chiapas, Oaxaca y Michoacán.
Dicha sanción es acorde a lo que establece la Ley General del Servicio Profesional Docente, por lo que la SEP indicó que es responsabilidad de las autoridades educativas estatales reportar las faltas de los maestros para que el descuento se realice por medio del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa (FONE).
Además, la dependencia federal recalcó que serán despedidos los profesores que se ausenten injustificadamente de sus labores por más de 30 días.
“Todo ciudadano tiene derecho de manifestarse pacíficamente, pero nadie tiene el derecho de impedir que los alumnos asistan a clases”, señaló la SEP a través de un comunicado.
Esta cifra de 13 mil profesores, detalló la dependencia federal, representa el 1 por ciento de los maestros de las escuelas públicas de educación básica de todo el País.
De acuerdo con la SEP, a nivel nacional, el 99.3 por ciento de las escuelas no se vieron afectadas por las manifestaciones, pues el 98.9 por ciento de los maestros se presentó a trabajar en sus respectivos planteles.
“En Chiapas, 8 de cada 10 maestros asistieron a clases y 97 por ciento de las escuelas tuvieron actividades; en Michoacán, se presentaron 9 de cada 10 maestros, permitiendo que 99 por ciento de los planteles funcionara con regularidad”, detalla el comunicado.
“En Oaxaca, 85 por ciento de los docentes dio clases, con lo que 9 de cada 10 escuelas laboraron con normalidad”.
A su vez, la SEP reprobó los actos de violencia en los que incurrieron algunos profesores durante las protestas, tal como sucedió en Chiapas.
Ese tipo de acciones, añadió la Secretaría, se aleja del espíritu de una de las profesiones con mayor prestigio del País.
Por ello, los maestros que hayan cometido o cometan actos ilegales deberán enfrentar a las autoridades correspondientes, consideró la SEP.