Jubilados ferrocarrileros de la entidad desconocen a Francisco Barrón Ramírez como su líder sindical local, así como a Víctor Flores Morales como secretario nacional de dicha organización. Asimismo, demandan el desalojo de quienes ocupan las instalaciones de la Sección II del STFRM, pues aseguran que dicho inmueble fue construido con cooperaciones voluntarias de sus padres, tíos y abuelos, quienes dedicaron su vida al ferrocarril.

Fidel Heredia Gutiérrez, presidente de la Asociación de Jubilados Ferrocarrileros de Aguascalientes, dijo a EL HERALDO que tras años de ardua lucha en pro de los derechos de los trabajadores jubilados del ferrocarril, así como de las viudas del gremio, por fin hay esperanzas de que a través de la vía legal se resuelva a su favor una serie de problemas.

Entre estos destacó el pago de cuotas sindicales, que no deberían de estárselas descontando de sus ya raquíticas pensiones; el pago íntegro y a tiempo de las pensiones a las viudas de ferrocarrileros, el desalojo del inmueble ocupado por Francisco Barrón, y el desconocimiento de líderes sindicales como representantes del gremio.

“Están usurpando funciones, despojándonos del recinto sindical; además, los acusamos de complicidad y fraude, pues no nos han entregado el seguro de vida sociedad mutualista previsión obrera”, manifestó Heredia Gutiérrez.

Heredia Gutiérrez mencionó que su lucha lleva ya casi una década y por fin se ve una luz para los afiliados a la Asociación que encabeza, y que son cerca de 200 ex ferrocarrileros, quienes dejaron parte de su vida en los talleres que por varias décadas fueron el principal pilar de la economía de Aguascalientes y del país.

Las esperanzas de obtener respuestas favorables a sus gestiones las tienen depositadas en una reunión que sostendrán el próximo mes en la Junta de Conciliación y Arbitraje.