Héctor Gutiérrez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 23-Nov .- El PAN tiene la intención de formar un bloque opositor con el PRD en el Estado de México, siempre y cuando éste no incluya a Morena, aseveró el líder blanquiazul, Ricardo Anaya.

Lo anterior a raíz de que la lideresa del sol azteca asegurara que también contemplan acordar una alianza con el partido encabezado por Andrés Manuel López Obrador en la elección para renovar la Gubernatura mexiquense.

“Ellos dicen que no descartan la posibilidad de ir con ese partido, nuestra posición es distinta, nosotros no iríamos en alianza ni con el PRI ni con Morena, lo que nosotros estamos combatiendo en 2017 y sobre todo en 2018 es un PRI ineficaz y corrupto que se tiene que ir porque ha fallado y no estamos de acuerdo en que la alternativa de cambio sea este populismo destructor y trasnochado que representa Andrés Manuel López Obrador”, mencionó.

“Sí estamos abiertos a un frente amplio opositor en el Estado de México pero, con toda claridad, para ganarle al PRI y para ganarle a Morena”.

En entrevista con medios, Anaya recalcó que están dispuestos a formar una alianza con el PRD aunque hasta el momento no hay ningún acuerdo cerrado.

Sobre la definición de candidaturas, mencionó que antes de definir al candidato, se deberá concretar si irán o no en coalición con otro partido a los comicios.

En tanto, Marko Cortés, coordinador de los diputados panistas, afirmó en entrevista que el PAN buscará ir en alianza con el PRD a las elecciones del Estado de México.

Sin embargo, indicó que buscarán que dicha coalición sea encabezada por un candidato emanado del blanquiazul.

“Y por supuesto que buscaríamos que sea una gente de Acción Nacional la que encabece esta alianza, esta coalición; una gente que genera confianza transversal entre los partidos que se pudieran coaligar o sumarse”, precisó.

“Pero lo que es importante hoy es decirles que el PAN solo o con alianza puede ganar el Estado de México y seguiremos señalando que gente, como Luis Miranda, saque las manos del Estado de México, que no use los programas sociales para beneficiar a un partido político y que sea la gente de forma libre del Estado de México la que decida el futuro”.