Pedro Diego Tzuc
Agencia Reforma

MÉRIDA, Yucatán 17-Oct .- El integrante del Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE), Arturo Sánchez Gutiérrez, negó que la entrega de despensas sea un delito si el hecho forma parte de las políticas del Estado y de los programas sociales de Gobierno.
“El problema es hacerlo para obtener el voto, el problema es hacerlo con alguna intencionalidad política o para posicionar a una persona que eventualmente pueda ser candidato, eso es lo que no se vale”, consideró.
En rueda de prensa en esta capital, recomendó tener cuidado en que no se “personifique” el beneficio de un apoyo hacia un aspirante a cargo de elección popular.
“En consecuencia, el tipo de críticas que se están haciendo ahorita pues nos está provocando que se vayan a presentar quejas y que tengamos que hacer la investigación correspondiente, eso es lo que nos toca a nosotros como Instituto Nacional Electoral.
“Hay varios partidos políticos que han protestado por ese tipo de entregas, pero bueno es parte de lo que tenemos que investigar si están siendo realmente parte de la aplicación de una política natural del estado o si están personificando a un candidato”, abundó Sánchez Gutiérrez.
El consejero insistió en que lo ilegal es el uso de recursos públicos para la promoción de alguien que será candidato, no así si la entrega de despensas está dentro de un padrón y perfectamente regulado.
Reconoció que la dinámica que se registra en cada estado es muy distinta e implica aprendizaje, pues en 2018 habrá elecciones locales concurrentes en 30 entidades federativas el mismo día.