Mayolo López
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 26-May .- Optimistas respecto del curso que tomará la jornada electoral del 5 de junio, los consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) rechazaron ayer la posibilidad de atraer los comicios en Puebla y Veracruz, como lo reclamaron representantes del PRI y Morena.
“En lo que corresponde al tramo de la organización de la elección, nuestros números son completamente positivos, las casillas están por instalarse y se van a instalar adecuadamente.
“Estamos ya a nueve días de la jornada electoral y en ese sentido, no corresponde ahorita hacer una movilización, cambios y demás, porque el trabajo realmente se está realizando adecuadamente”, argumentó el consejero Arturo Sánchez.
En medio de las acusaciones que partidos como el PRI, Morena y el PRD han lanzado contra los órganos electorales, el consejero Benito Nacif respaldó a los OPLES.
“Es apresurado e incorrecto hacer un juicio sumario y generalizado al respecto. Necesitamos autoridades electorales. Hay cosas que no puede hacer una autoridad nacional, como por ejemplo, organizar una consulta vecinal para decidir un asunto que es relevante para algunas colonias en la Ciudad de México.
“Creemos que los resultados que se entregarán serán mejores que los que hemos venido teniendo en el pasado, porque tenemos experiencia y un aprendizaje que estamos reflejando en lineamientos y mecanismos que nos permitan una mejor coordinación con las autoridades electorales”, apuntó.
Junto con Lorenzo Córdova, presidente del INE, los consejeros descartaron en conferencia de prensa la existencia de “focos rojos”, aseguraron que hay condiciones para sufragar y convocaron a la ciudadanía y a los actores involucrados a presentar denuncias por uso indebido de programas sociales.
Por lo pronto, dieron por un hecho la instalación de las poco más de 68 mil casillas en las 14 entidades donde habrá comicios, aunque dijeron que podría haber problemas en dos municipios oaxaqueños, San Dionisio del Mar y Álvaro Obregón.
“Nunca hemos dicho que no hay problemas de inseguridad pública, pero tampoco nosotros vamos a colocar focos rojos operativos a las entidades”, planteó el consejero Marco Antonio Baños.
“Nadie niega que en el país la inseguridad pública es un problema, sobre todo en determinadas zonas, pero esto afecta la vida cotidiana. ¿Qué es lo que esta autoridad hace por obligación constitucional? Instala mesas directivas para que la gente vote. Desde ese punto de vista, y sólo desde ese punto de vista, ¿hay riesgos al día de hoy para decir que en algunas zonas, municipios o estados no se podrá votar? No, no los hay”, afirmó el consejero Ciro Murayama.