Catedráticos del Departamento de Morfología del Centro de Ciencias Básicas de la UAA, han desarrollado un proyecto innovador en el cual se ha observado una reversión de la cirrosis hepática en hámsteres a través del uso de mesilato de doxazosina, medicamento antihipertensor. Javier Ventura Juárez, titular de la patente, informó que al suministrarles el fármaco a los animales, se observó una reversión de la enfermedad entre un 60 y 75%.

Aseguró que tras varias pruebas experimentales a estos modelos animales se observó que el uso de mesilato de doxazosina controla el proceso de cirrosis hepática en los hámsteres. Ante ello, el investigador manifestó que la cirrosis hepática es una enfermedad recurrente en los seres humanos, y como se observó un cambio en la fibrosis del hígado, se planteó la necesidad de la aplicación de este medicamento para combatir este padecimiento.

Ventura Juárez señaló que tras el ingreso de este descubrimiento al Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI) hace casi dos años, se espera en un corto plazo trasladar estos resultados positivos a enfermos de cirrosis hepática, por lo que se deberá realizar un proyecto integral que deberá ser presentado ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), organismo que avalará la viabilidad de su aplicación en seres humanos.

Comentó que el proceso de aplicación en seres humanos es extenuante, pues en primera instancia se debe realizar un artículo con los resultados que hayan arrojado las pruebas experimentales, para que posteriormente sea evaluado por una comisión médica, la cual determinará si es viable o no su aplicación en pacientes que padezcan cirrosis hepática, siempre que los afectados lo deseen y éste sea suministrado bajo su consentimiento.

El catedrático aseguró que ha tenido acercamientos con patólogos del Hospital Hidalgo, a quienes les ha planteado estos hallazgos, sin embargo, se encuentra a la espera de la determinación del comité médico para que este fármaco pueda ser aplicado en pacientes de dicho nosocomio bajo la vigilancia y normas bioéticas que establece la Cofepris.