Spurs no aguantó el ritmo y Kanguros se llevó la victoria con marcador de 46 puntos contra 30, partido que se realizó en el enduelado del Gimnasio Hernández Girón en horario de las 10:30 Hrs.
Para un juego importante, eran necesarios árbitros de primer nivel y ahí estuvieron los señores Israel López y Raúl Zamarripa, apoyados en el crono y anotación por Diego Ruvalcaba.
Al estar de por medio el trofeo de campeones de la categoría de Primera Fuerza, nutrido grupo de aficionados se dieron cita al Gimnasio Hernández Girón, público que disfrutó de un buen cotejo de baloncesto.
En esta ocasión, la experiencia de Spurs no pudo con la enjundia de Kanguros, chavos correlones que hicieron honor a su nombre de combate, corrieron y brincaron bajo los tableros.
El primer periodo y el último, fueron vitales en la victoria de los Kanguros sobre los Spurs, en el primero los ganadores hicieron 15 por 3 de los perdedores y en el cuarto hubo 17 de los felices por 2 de los tristes.
No hay mucho que comentar, simplemente Kanguros en esta ocasión fueron mejores que los rivales y eso hay que reconocer, aún con ello ambas escuadras suben a la siguiente categoría que es la de Ascenso.

LOS PERIODOS.
Los primeros diez minutos de acción terminaron con marcador de 15 para Kanguros por 3 de Spurs; en el segundo periodo hubo 6 para los primeros contra 8 de los segundos; en el tercero los correlones se vieron sorprendidos al anotar 8 por 17 de los de enfrente y se terminó el juego con 17 de los ahora campeones por 2 de los subcampeones.
Kanguros jugó con: Guillermo Romero, Julián Vargas, Armando M., Uriel Esparza, José Esparza, Miguel Grajales y Marco Martínez.
Los perdedores: Víctor Díaz, Aldo Moncada, Daniel Moncada, Jorge Elizondo, Víctor Muñoz, Francisco Muñoz, Carlos González, Arturo Hernández, Gustavo Rangel Valdez (papá), Gustavo Rangel Hernández (hijo) y Javier Ortiz.