Depravado atacó a su hija de ocho años

Fue aprehendido; ya está en el penal

En cumplimiento a orden de aprehensión girada en su contra, agentes ministeriales detuvieron a libidinoso padre de familia que osó ultrajar a su propia hija. Una menor de escasos ocho años de edad. El acusado, de 24 años de edad, ya está en el Cereso Aguascalientes.
El abominable caso fue denunciado el 24 de abril del año 2016. La madre de la menor y ex pareja del inculpado, declaró que éste había abusado sexualmente de su propia hija.
A manera de antecedente comentó que después de varios años de matrimonio se divorciaron; por tal motivo, la señora y sus hijas se fueron a vivir a casa de sus padres. Es decir, los abuelos maternos. En cuando al detenido, se quedó en la casa que ocupaba la otrora familia. Por cierto, es una casa ubicada a poca distancia del domicilio de los abuelos.
Agregó la señora que el día de los hechos, envió a la niña a casa de su padre con el fin de que le llevara -a su madre- unas extensiones para el pelo. Las había dejado en esa vivienda.
El sujeto abrió la puerta y le indicó a la niña que pasara a la habitación. Al estar a solas con la indefensa menor, consumó el acto infame. En vano le suplicó que no la agrediera en tal forma.
Mientras tanto, a la mamá le pareció que la menor tardaba demasiado. Valga reiterar que las casas están a poca distancia una de la otra. Ya preocupada le pidió a otra de sus hijas que fuese a buscar a su hermanita.
Entró al domicilio y vio que la niña aún estaba en el cuarto; le dijo que su madre la estaba esperando, que volviera de inmediato. En ese momento el agresor le advirtió a la víctima que si decía algo, golpearía a su madre.
La ofendida llegó a casa y en cuanto vio a su mamá rompió en llanto. Y pese a la amenaza, le contó lo que había sucedido. La señora no lo pensó dos veces; de inmediato fue a denunciar.
El AMP integró la Averiguación Previa y solicitó que la menor fuese atendida por el área de Psicología de Atención a Víctimas del Delito. Además, pidió la respectiva orden de aprehensión la cual fue otorgada por el juez quinto de lo Penal.
Luego, agentes ministeriales se encargaron de detener al presunto violador y lo ingresaron al Cereso.