Denuncian la desaparición de un empleado

Familiares de un empleado acusan a agentes ministeriales de una desaparición forzada, después de que el miércoles por la noche fue detenido y sacado de su lugar de trabajo, con el pretexto de que le estaban cumplimentando una orden de aprehensión, pero hasta el momento se desconoce su paradero.
De manera desesperada, familiares del señor Jesús Núñez Arroyo, solicitaron a la Fiscalía General del Estado una investigación para dar con el paradero de esta persona, que desde el pasado miércoles 12 de octubre se encuentra en calidad de desaparecido.
Se informó que Jesús Núñez Arroyo trabaja como vigilante en la empresa Gas Natural de Aguascalientes, que se ubica en la avenida Héroe de Nacozari Norte y casi esquina con avenida Convención Norte, en el fraccionamiento Las Hadas.
Según compañeros de Jesús Núñez Arroyo, el pasado miércoles 12 de octubre, siendo aproximadamente las 20:00 horas, llegó a la empresa una camioneta pick up, doble cabina, color blanco, con dos hombres a bordo.
Estas personas dijeron ser policías ministeriales y llevaban pistolas tipo escuadra fajadas a la cintura.
Preguntaron por el vigilante Jesús Núñez Arroyo y una vez que lo ubicaron, procedieron a detenerlo con el pretexto de que le estaban cumplimentando una orden de aprehensión.
Una vez que lo subieron a la camioneta, los supuestos policías ministeriales se retiraron sobre la avenida Héroe de Nacozari con dirección al sur.
Sin embargo, más tarde, cuando familiares del vigilante acudieron al edificio de la Policía Ministerial del Estado y a la Dirección de Investigación de Delitos, fueron informados que en esos lugares no tenían detenida a ninguna persona de nombre Jesús Núñez Arroyo.
Debido a que desde ese día el vigilante se encuentra en calidad de desaparecido y se desconoce su paradero, es que familiares están solicitando la colaboración de la ciudadanía en general para lograr su localización.
En caso de que alguna persona tenga alguna información al respecto, puede comunicarse al teléfono celular 449-326-7102.
Cabe destacar, que agentes del Grupo Anti-Secuestros de la PME ya iniciaron las investigaciones correspondientes, pues no se descarta que dicha persona hubiera sido víctima de un “levantón” por parte de integrantes del crimen organizado.