Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 14-Feb.- El diputado federal Pablo Basáñez enfrenta una denuncia penal ante la PGR por una presunta desaparición de combustible y asfalto donado por Pemex al Ayuntamiento de Tlalnepantla en 2013.
Cuando el priista Basáñez fungía como Alcalde de Tlalnepantla en aquel año, recibió 25 mil litros de gasolina, 25 mil litros de diésel y 280 toneladas de asfalto con un valor estimado de 3.1 millones de pesos, según consta en la ficha de donación emitida por Pemex el 9 de agosto de 2013.
No obstante, el 20 de junio de 2016, el superintendente de Desarrollo Social Zona Centro de Pemex, Bernardo Miranda, envió un oficio al Ayuntamiento mexiquense solicitando documentos que comprobaran el uso de los recursos donados.
Vecinos de Tlalnepantla conocieron de esta petición y recurrieron a la PGR la semana pasada para exigir una investigación y que se le retire el fuero para iniciarle un juicio político.
El argumento de los vecinos es que, como terceros afectados, las calles de la demarcación carecen de mantenimiento por lo que se configura un daño al erario.