Claudia Salazar y Rolando Herrera
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 30-Mar .- La bancada del Partido Acción Nacional (PAN) en la Cámara de Diputados presentó una denuncia ante la Auditoría Superior de la Federación (ASF) contra el ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya.
Ésta es la primera vez que se promueve una denuncia para investigar posibles actos de corrupción con base en las nuevas facultades constitucionales del órgano fiscalizador.
El coordinador panista, Marko Cortés, dijo que el diputado Luis Marrón presentó la denuncia contra Lozoya por la serie de desaciertos en el manejo de la empresa y diversos contratos que pudieron afectar aún más las finanzas de la empresa.
A nombre del PAN, el diputado Marrón presentó en la ASF una denuncia contra Emilio Lozoya y quien resulte responsable por el arrendamiento de vehículos con sobreprecio, la adquisición de cuatro aeronaves y el incremento al doble del gasto del corporativo, entre otros asuntos, informó Cortés.
“Nosotros lo denunciamos con toda claridad, la empresa petrolera estaba en decadencia, estaba produciendo muchos menos barriles de petróleo, como ustedes saben, hoy son 400 mil barriles menos lo que se produce, llevó a la quiebra a esta empresa y por lo tanto ahora tendrá que rendir cuentas al respecto y ya se presenta esta denuncia contra Emilio Lozoya”.
Cortés citó que se trata de una denuncia de carácter administrativo ante la Auditoría Superior de la Federación y es la primera en su tipo.
Este recurso, agregó, se suma a la demanda de juicio político que también está registrada en la Cámara de Diputados contra Lozoya.
De acuerdo con el artículo 79, modificado por la reforma del sistema nacional anticorrupción, la ASF podrá revisar durante el ejercicio fiscal en curso a las entidades fiscalizadas, así como respecto de ejercicios anteriores.
Se señala que esto será posible “en las situaciones que determine la Ley” y derivado de denuncias.
Además, se necesita la previa autorización de su titular para llevar a cabo revisiones con base en las denuncias que se presenten.
“Las entidades fiscalizadas proporcionarán la información que se solicite para la revisión, en los plazos y términos señalados por la Ley y, en caso de incumplimiento, serán aplicables las sanciones previstas en la misma.
“La Auditoría Superior de la Federación rendirá un informe específico a la Cámara de Diputados y, en su caso, promoverá las acciones que correspondan ante el Tribunal Federal de Justicia Administrativa, la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción o las autoridades competentes”, cita la reforma constitucional.
Sin embargo, para cumplir con la nueva atribución, aún no se ha aprobado en el Congreso una nueva ley general de fiscalización.