El dirigente de la Confederación Regional Obrero Mexicana (CROM), Jesús Enrique Ramírez Pérez, alertó ante el registro de 22 mil 337 casos de trabajo infantil en Aguascalientes, cuya cifra tiende a elevarse durante la celebración de la próxima Feria Nacional de San Marcos.
Detalló que de los 22 mil 337 menores en situación de trabajo infantil en la entidad, 9 mil no asisten a la escuela, lo que eleva su condición de rezago y marginación, al sujetarse a condiciones desfavorecedoras sin cubrirse el derecho de acceder a una formación educativa por parte del Estado.
Mencionó que los datos reportados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía para el caso de Aguascalientes, señalan que unos 11 mil 794 menores cubren horarios de trabajo inferiores a 35 horas por semana, mientras que el resto labora jornadas de más de 35 horas semanales.
De esta cifra, 4 mil 825 no reciben remuneración alguna a pesar de realizar trabajos productivos; 8 mil 165 percibe menos de un salario mínimo, y 8 mil 200 obtienen más de un salario mínimo al día.
El líder sindical señaló que esta condición es un problema severo que requiere acciones contundentes de las diversas instancias competentes, frente a casos manifiestos de explotación de los padres o terceros en forma deliberada, o bien, generado por la insuficiencia económica de los padres de familia.
“Estos menores carecen de prestaciones sociales porque en México el trabajo infantil está prohibido, no obstante, existen miles y miles de menores sometidos a jornadas laborales y tareas productivas inadecuadas para su condición, por lo cual debe darse un trabajo más eficiente de parte de la delegación de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social”, enfatizó.
Consideró que debe implementarse una política integral de protección a los niños, en la que dependencias sumen esfuerzos para asegurar el bienestar a estos menores, especialmente en entornos de riesgo como al que se exponen en la Feria de San Marcos.