Jorge Ricardo 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO  21-May .- Tras el desalojo en la Plaza de Santo Domingo, la CNTE acusó que más de mil compañeros están secuestrados por el Gobierno federal y el capitalino, cuyos policías los obligaron a subirse a camiones y, hasta el momento, no han tenido noticia de ellos.
“Hablamos de secuestro porque con muchos de nuestros compañeros no hemos tenido comunicación”, denunció el secretario general de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), Rubén Núñez.
Los dirigentes del gremio dijeron que en la madrugada se encontraban en el edificio de la Sección 9, en la Calle de Belisario Domínguez, en el Centro Histórico, cuando policías federales y locales rodearon el plantón que los maestros tenían frente a la SEP, impidieron el paso por las calles cercanas y los obligaron a subir a los camiones.
En conferencia de prensa, el líder de la Sección 9, Enrique Enríquez, dijo que desde Belisario Domínguez miraron pasar 24 camiones llenos de docentes custodiados por la Policía.
“Nuestros compañeros fueron secuestrados”, añadió el dirigente de la Sección 7, de Chiapas, Daniel López Castellanos.
“Sabemos de algunos autobuses que pasaron, pero no son todos. Hemos rastreado esos camiones y todavía no sabemos a dónde se los llevaron. Responsabilizamos al Gobierno de la integridad de esos compañeros”.
La CNTE, que ayer por la madrugada también fue desalojada de las calles cercanas a la Secretaría de Gobernación, donde se mantenían a la espera de que el Secretario Miguel Ángel Osorio Chong aceptara una mesa de diálogo, acusaron al Gobierno de violar sus derechos a la libre manifestación.
Particularmente criticaron al Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera.
“Es una gran desfachatez que el Gobierno local se diga de avanzada cuando está en contubernio con el PRI y con el Gobierno de Enrique Peña Nieto”, dijo Enríquez.
El dirigente anunció que el lunes a las 15:00 horas presentarán una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y también precisó que los maestros, que buscan frenar los despidos masivos provocados por la reforma educativa continuarán con su plan de acción para la próxima semana, a pesar del nuevo madruguete.
Los profesores de la CNTE regresarán la próxima semana, en un mayor número, prometieron, y el miércoles a las 11:00 horas marcharán del Hemiciclo a Juárez a la Secretaría de Gobernación; el jueves se unirán a la marcha de los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa y el viernes organizarán una marcha magisterial de Bucareli a Los Pinos.