Durante una reunión con las y los líderes seccionales del Distrito XV, donde le expresaron sus demandas en materia de seguridad, Lorena Martínez afirmó que la paz y el orden público deben ser sinónimos de vivir en Aguascalientes, por ello subrayó que la seguridad es un derecho humano y una de las principales preocupaciones de las y los aguascalentenses.
Frente a un centenar de militantes y delegados priistas, rumbo a la Convención Estatal, afirmó que “para el PRI el bien mayor y el bien último es la vida humana; por lo que su objetivo es lograr un México en paz y poner a la ciudadanía y sus familias en el centro de las políticas de seguridad”.
Lorena Martínez dijo enfática que se requiere de grandes estrategias que se implementen en dos vías: firmeza en las políticas públicas y prevención; con el objetivo de garantizar la seguridad física, patrimonial y jurídica de las personas.
Los militantes priistas de colonias como Jardines de la Cruz, Las Viñas, La Estrella y Macías Arellano, externaron su interés por conocer los diferentes caminos para la construcción de un Aguascalientes libre de inseguridad y violencia. En este sentido, las y los vecinos sugirieron charlas constantes con los líderes seccionales y autoridades estatales y municipales.
Lorena Martínez indicó que las próximas semanas sostendrá reuniones con una de las mejores academias en materia de seguridad de Estados Unidos, en donde escuchará su opinión respecto a un modelo exitoso en la materia.
Finalmente, celebró la pasión y entrega con la cual los líderes sociales luchan por mejorar su entorno y el de sus familias, siendo esto lo que toda sociedad necesita, que exista unión vecinal y un fuerte vínculo de solidaridad, especialmente en un frente común contra la delincuencia por medio de la prevención.