César Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 31-Jul .- Una ejecución extrajudicial ocurrió el 19 de junio pasado en el operativo de fuerzas de seguridad en Nochixtlán, Oaxaca, pese a lo cual no hay ningún policía o funcionario castigado, denunciaron pobladores heridos.
En la Plaza de Tres Culturas de Tlatelolco, alrededor de un centenar de habitantes de Nochixtlán, entre lesionados, familiares y niños, hablaron sobre lo que vivieron aquel domingo.
“Fue el domingo de plaza en Nochixtlán, donde gente que nada tenía que ver en la manifestación fue asesinada, eso se llama ejecución extrajudicial y debe ser sancionado ante un organismo internacional”, planteó Maurilio Santiago, abogado de las víctimas.
“La verdad es evidente, están los muertos y están los lesionados, hay mucho coraje, hay niños que fueron víctimas, hay huérfanos”.
Lenin Filio, habitante de Nochixtlán, demandó del Gobierno federal no sólo justicia y reparación del daño, sino una disculpa pública, además de que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emita una recomendación y un informe especial sobre lo ocurrido.
“No es posible, que a un mes 12 días no haya una sola persona presa por esta masacre”, reprochó Juana Ramón Solís, representante de las víctimas.
En la plaza, inconformes mostraron sus heridas de bala, en la pierna, en la cara o en tórax.
También recordaron que ese día se emplearon hasta helicópteros, además de que niños resultaron afectados por gases lacrimógenos.
Algunos de los fallecidos, acusaron, fueron baleados a más de 300 metros de distancia, por lo que se emplearon francotiradores.
Los heridos regresarán esta tarde a Nochixtlán, aunque regresarán a la Ciudad de México para continuar con sus tratamientos médicos.