Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 14-Jun .- Con la entrada en operación de seis nuevos centros de justicia penal en cuatro entidades federativas y las Islas Marías, concluyó ayer la implementación del sistema acusatorio para delitos federales.
En la sede de la Corte, durante el evento en el que se hizo la declaratoria oficial, el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, celebró el cumplimiento de la meta, aunque afirmó que apenas empieza la etapa de consolidación.
“Es tiempo de medir para mejorar y mejorar para fortalecer el Estado de Derecho, se trata de que cada quien, en el ámbito de su responsabilidad y competencia, siga evaluando, perfeccionando y capacitando en forma permanente”, comentó.
“Pero es fundamental que lo hagamos como hasta ahora, de manera coordinada, y a la par trabajando con la sociedad civil para que no quede una sola persona en México sin saber lo que este nuevo sistema puede significar para ella y para su familia”.
Osorio Chong pidió a todos los actores involucrados refrendar el compromiso de Estado con el nuevo sistema, porque hacer válida la reforma penal, dijo el funcionario, no se trata sólo de modificar leyes e instituciones, sino de hacer realidad los principios de equidad, certeza, eficacia y transparencia.
La Procuradora General de la República, Arely Gómez, observó que la etapa de consolidación obliga a las autoridades a hacer un ejercicio de autocrítica respecto a la actuación de los servidores públicos en el procedimiento penal.
“Por ello se requiere que las instituciones de seguridad pública, procuración de justicia y administración de justicia, fomenten la correcta observancia de los protocolos nacionales de actuación. La capacitación y profesionalización permanente de nuestros servidores públicos”, abundó.
“Para garantizar el éxito de este sistema debemos trabajar en transmitir a la ciudadanía sus beneficios, bondades, y desafíos. Tenemos el reto de acercar la justicia a la sociedad”, comentó la Procuradora.
Gómez informó que con el nuevo modelo, la PGR ha obtenido 718 sentencias condenatorias a través de procedimientos abreviados y 10 más en juicios orales, así como 609 resoluciones mediante suspensión condicional, es decir, cuando se propicia que el acusado presente una opción para reparar el daño a la víctima y se resuelva el proceso.
“Hoy, la prisión preventiva es la excepción, no la regla. Más de mil medidas cautelares han sido determinadas, evitando que igual número de personas vayan a prisión”, presumió.
A partir de ayer, entraron en funciones seis Centros de Justicia Penal (CJP) en Tamaulipas, Baja California, Jalisco y Guerrero, los últimos estados que estaban pendientes de implementar el nuevo sistema oral para delitos federales.
“Hemos cumplido y hemos hecho nuestra tarea. Hemos acatado a cabalidad el mandato constitucional, tenemos en materia federal un nuevo sistema judicial penal. Comienza con pie firme una transformación de fondo”, señaló el Presidente de la Corte, Luis María Aguilar.