Lejos de fortalecer a la policía municipal, la actual administración está dejando sin empleo a policías, toda vez que esta semana despidió a 20, “en un primer recorte”, debilitando así la corporación en momentos en los que se requiere de fortalecer a los cuerpos de seguridad, denunció el dirigente de la Coparmex, Francisco Ruiz López.
Tras efectuar la reunión mensual de la Comisión de Seguridad de este sindicato patronal, Ruiz López manifestó la preocupación que priva entre los empresarios de Aguascalientes en el tema de las seguridad pública y aclaró: “No se trata de descalificar a las autoridades, al contrario, apoyamos al mando único, estamos convencidos de que es un mecanismo confiable, pero necesitamos ver más y mejores resultados”.
Por su parte, el empresario José Ángel González Serna, “Paquín”, integrante de la Comisión de Seguridad, denunció que esta semana, el Ayuntamiento de la capital despidió a 35 trabajadores municipales adscritos a la Secretaría de Seguridad Pública. De éstos, unos 20 fueron elementos en activo de seguridad, “situación que ya no entendemos, puesto que lo que estamos necesitando con urgencia es fortalecer a la corporación, y al momento de despedir a policías, lo que se está haciendo es todo lo contrario, se está debilitando”.
No obstante que la autoridad municipal ha insistido en que los recortes de personal efectuados, no ha alcanzado a la policía, González Serna sostuvo que él tiene pruebas de que en efecto, el municipio ha despedido elementos policiacos.
“Tenemos los nombres y apellidos de quienes han sido dados de baja, y sí incluye a elementos en activo de la policía municipal”, afirmó tras reiterar que cuenta con un listado confiable de lo que fue el primer recorte de personal administrativo y de elementos que estaban en activo en dicha corporación.
Por su parte, el empresario César González González, quien funge como presidente de la mencionada comisión al interior de la Coparmex, aseguró que los empresarios no sólo hacen la denuncia o exigen más seguridad, sino que ofreció el apoyo del sector empresarial para devolver la tranquilidad a la entidad.
En ese sentido, propuso que una parte de los ingresos que se tienen por concepto del pago del Impuesto Sobre Nómina (ISN), sea destinada a fortalecer la seguridad pública en acciones de prevención y combate al delito.
“Lo recaudado en ese impuesto es para seguridad pública, cuando fue aprobado en el Congreso, se nos dijo que serviría para respaldar la actividad económica mediante el apoyo a empresas, y también sería destinado al rubro de seguridad. Hoy queremos ver que eso es cierto y que una parte de ese recurso sea destinado a disminuir la delincuencia”, expresó.
Indicó que el Fideicomiso de Inversión y Apoyo al Desarrollo Económico (FIADE), se encuentra en proceso de extinción, y que el ISN va a parar al Fondo Progresa, por tanto, dijo, “desconocemos a detalle cuánto se recauda, y en qué se destina, porque en ese fondo no participamos como empresarios”.
Sin embargo, pidió que una parte de esos recursos sean canalizados con la finalidad de generar mejores condiciones de seguridad para los aguascalentenses.