Heriberto Alcalá Guerrero

Para iniciar semana, el blanco en turno de los asaltantes fue céntrica tienda de conveniencia. Cuchillo en mano, un sujeto atracó el Oxxo ubicado a pocos metros de la Plaza Patria.
Aprovechó el momento en que las empleadas abrían el local para empezar labores. Entró junto con ellas por la puerta de servicio y una vez en el interior las amagó. Se llevó teléfonos celulares, cuyo monto osciló en los 10 mil pesos.
A temprana hora de ayer, alrededor de las siete de la mañana, las empleadas arribaron a la tienda ubicada en 5 de Mayo. Ninguna se dio cuenta de que el sujeto acechaba; que las estaba esperando. Y así, en cuanto abrieron la puerta, el hampón entró junto con ellas.
Por un instante se sorprendieron y pensaron que era un cliente. No fue así. El sujeto sacó de entre sus prendas el cuchillo y las amagó. Les exigió todo el dinero de la caja pero la aclararon que estaba vacía porque aún no iniciaban actividades.
El ladrón no insistió por la obviedad de las circunstancias. Sin embargo, para no irse con las manos vacías les ordenó que le entregaran los celulares del exhibidor. Así lo hicieron.
Ya con los aparatos en su poder, el sujeto salió corriendo rumbo a la Plaza Patria. Las empleadas se apresuraron a dar parte al servicio de emergencia y el reporte provocó inmediata movilización policial. Aún así, no lograron capturar al delincuente que, por cierto, tampoco se cubrió el rostro. Poco o nada le importaron las cámaras de seguridad instaladas en lo alto de la plaza.